sábado, 22 de diciembre de 2007

Aclaración sobre Alexa

Por suerte en Internet los lectores saben más que los emisores. En este caso, Juan Carlos Anónimo (argentino, contemporáneo, eso espero), acaba de decirme que Alexa.com no mide el impacto global de un sitio en Internet, sino más bien el impacto que genera en Internet las webs que tienen incorporada el Alexa Toolbar. Esto quiere decir que se limita muchísimo el universo de visitantes.

Juan Carlos, gracias por tu aporte y también a Leo Otamendi, que me confirmó con un dato de su diario digital que la información de Alexa no sirve de referencia para medir impactos en Internet.

martes, 27 de noviembre de 2007

Un mal mes para Los Andes y Mdz




Porque sus visitas cayeron, según Alexa.com, el sitio que mide el impacto global en Internet de las web. En el último mes el diario digital que más se perjudicó fue Los Andes Online, seguido de Ciudadano y Mdz, en tanto que Uno tuvo una leve mejoría, como lo expresa el primer gráfico. En tanto que el segundo gráfico, que muestra el impacto en Internet registrado desde el 19 hasta el 25 de noviembre, Los Andes registra una considerable baja, Uno sigue igual y Mdz registra la peor baja del mes.

martes, 13 de noviembre de 2007

¿Ningún diario digital robó lectores a otro?


Según Alexa, la aparición de Mdz más el levísimo crecimiento del impacto en Internet de otros diarios como Ciudadano Diario y El Sol no ha generado un importante descenso en las visitas de Los Andes y Uno. Inclusive, la casi paridad en las visitas -según esta web de mediciones- entre Uno y Mdz no supone una directa quita de lectores del segundo respecto del primero.


De este modo se comprueba que en Internet no necesariamente se produce un robo "evidente y visible" de lectores de un medio a otro, aunque sí es cierto que los diarios digitales pierden y ganan lectores día a día, pero en general todos logran incrementar las visitas, algunos en menor grado, como lo es El Sol y otros, en forma impactante, como sucede con Mdz.


La conclusión es que quizá todos pierden cuando las variable multimedia, interactividad e hipertextualidad no se ajusta a los tiempos que transcurren. O quizá efectivamente sí existe el robo de lectores, pero el constante crecimiento de Internet en la sociedad lo disimula.

sábado, 10 de noviembre de 2007

La antipropiedad intelectual


Los RSS y los "este artículo en tu web" no sólo personalizar aún más un blog o sitio determinado, sino que además produce una actitud de "cederlo todo por un rato", ya estas herramientas permiten exportar un producto propio -en su versión original- a otro sitio.

Con otras palabras: se puede citar a Borges en un texto, o bien, copiar un fragmento de Borges, extraído de un libro original del autor, y pegarlo en el texto que hace referencia a Borges, para de ese modo evitar la mención al autor. Se trata de recortar con una tijera un fragmento del derecho de autor y pegarlo en el lugar donde se cita, para evitar el conflicto de la autoría.

Valores

En el ambiente periodístico muchos coinciden en que está mal visto lo que se considera "periodismo de rebaño", es decir, cuando varios medios dicen lo mismo acerca de un acontecimiento que ya pasó la etapa de materia prima y construcción de la información. Un hecho "mediatizado" tendría que contener la personalidad del medio emisor, pero no siempre se puede hacer así, sobre todo cuando se trata de un último momento. En la televisión, generalmente se transmite la materia prima (declaración de un futbolista, imágenes de un incendio, ...) y luego un periodista interpreta y editorializa esa información. Aquí se puede distinguir con claridad lo que es puramente objetivo y lo que es puramente construido por el medio.

Sin embargo, la prensa escrita aquí cuenta con una ventaja: una buena pluma puede convertir lo que no es propio en algo propio, gracias a la habilidad de comunicar bien la contextualización. Pero ello requiere más tiempo de trabajo y la habilidad de presentar la información como si fuera una tesis bien fundamentada. Pero no siempre es así. Puede suceder lo contrario: un artesano, al presentar su escultura en una exposición, se encuentra con dos de mármol, de iguales dimensiones. Es probable que quien lo vea diga: "es lo mismo" o "si este cubo es obra tuya, entonces el otro cubo lo hizo un artista que te imitó a vos". Aunque la segunda lectura revela una deficiencia: ninguno de los dos llegó a ver qué obra de arte esconde ese cubo de mármol.
Por ejemplo, al igual que en los cubos de mármol, si alguien que lo leyó de La Nación afirma que Clarín dice lo mismo, entonces se podría suponer que uno de los dos copió al otro. Y si se trata de algo escrito, la labor "mediatizada" es tan elaborada que puede admitirse cierto malestar si uno publica un trabajo y comprueba que el otro medio publicó exactamente lo mismo: "me copiaron" es lo primero que la lengua desprende.
Ahora, el segundo planteo de fondo es que si esta actitud aún sigue generando malestar.

Antiegoísmo

Si la fórmula para ganar más lectores y así alcanzar el autosustento económico consiste en permitir que los lectores se lleven nuestros contenidos (regalarle todo nuestro trabajo), a cambio de que cuando ellos lo lean, sea apelando a nuestra web y no desde su propia página, entonces algo está pasando con los valores: estamos compartiendo, aunque con algo mínimo a cambio. Es que el acostumbrarse a trabajar de esta manera puede lograr que un periodista egocéntrico y egoísta de a poco logre flexibilizar sus actitudes y termine bajándole la perciana al fantasma de la inseguridad.

Al parecer, esta tendencia crece cada vez más, como el caso de Mdz, donde un lector puede copiar el html de una entrevista (ver imagen), encuesta o publicidad y pegarlo en su blog: se puede decir que el derecho de autor se enmarca en un terreno difuso, pero a la vez no hóstil, sino todo lo contrario, ya que la función de "publicidad" que hace ese RSS o código HTML beneficia tanto al sitio que originó ese contenido, como la página que lo "cita" con estas herramientas.

Buen resultado: dos beneficiados y ningún perjudicado. Es una cuestión de valores.

martes, 23 de octubre de 2007

Propuestas: 0 por ciento


El public journalism (periodismo ciudadano) se caracteriza por informar la gestión de los gobiernos y en los tiempos electorales, en hacer énfansis en las propuestas.
 Hasta el momento se creía que las propuestas no eran temas de interés para la opinión pública, pero que anoche el Bustelo, para escuchar durante más de dos horas a los principales candidatos a gobernador de Mendoza, confirman que las propuestas realmente interesan, al menos para un sector importante de la sociedad.

De esto tiene que tomar nota el periodismo mendocino, porque sigue insistiendo con la “carrera de caballos” de las encuestas de los candidatos y en las secciones especiales sobre la actual elección, publicada en los diarios digitales de Mendoza, poco y nada sobre propuestas. Y creo que el lector de Internet es un lector interesado en las propuestas.

Poco interés en las portadas online

El debate de anoche en el Bustelo no se reflejó con el peso de interés que merecía en la portada de los diarios digitales de Mendoza.

Diario Uno.net.ar no publica en la home la noticia que sí aparece en la tapa papel: "Más de 1800 personas indagaron a los aspirantes"y en el ranking de noticias aparece como la segunda más leída –en un ranking donde habitualmente predominan las noticias policiales-, lo que confirma que el lector de Internet aprecia este tipo de contenidos. El informe es bueno, preciso y objetivo, pero dice que el auditorio fue de 1.800 personas. En tanto, en la home figura en el modo titular sencillo, un artículo titulado "los principales partidos tienen planes de gobierno casi ", y allí sí aparece un cuadro comparativo de temáticas (salud, educación, seguridad, desarrollo, obras públicas y gobierno) con las propuestas de los partidos citados.
Si ese artículo hubiera tenido otro título y otra ubicación, quizá habría ganado más lectura.

Los Andes Online le dedicó un espacio en la portada e hizo énfasis en las diferencias percibidas en el tratamiento del aborto. El informe, hecho por la periodista Lorena Villafañe, expresa que el candidato más ovacionado fue Celso Jaque, un dato erróneo que resulta así porque el periodista seguramente se ubicó en los primeros lugares del auditorio y no en el medio o atrás, donde se puede tener una claridad más panorámica sobre la percepción del público. Sin dudas que Los Andes fue el que escribió la versión más “manipulada” de esta noticia, con una clara intención a favor del candidato peronista. La concurrencia, según este diario, fue de tres mil personas.


Comentarios + prejuicios


En El Sol diario fue la nota que más comentarios generó por parte de los lectores y se advierte la inclusión de opiniones de personas que no asistieron al debate, por lo que el foro de debate se desnaturalizó, afectando con ello la intención informativa de la nota. La noticia no figura entre las más importantes de la portada y se encuentra tras revisar los titulares sencillos de la sección “Mendoza”. También diferencias con los números de asistentes: dos mil personas según este periódico.y una suerte de leve favoritismo hacia Luis Leiva, por ser quien enfrentó a Daniel Vila, quien enfrentado Sigisfredo Alonso.


Ausente en Internet


A diferencia de la publicación en papel –que le dedicó toda la portada, con el título “Por primera vez todo juntos”, Jornada Online no publicó exactamente nada en su versión online. Sin embargo, este sitio tiene armado un especial de las elecciones, que refleja el título de este artículo: lo mismo de siempre (datos sobre dónde votar y otros) y quiénes son los candidatos. Los Andes Online también publicó un especial, en el que figura de todo, menos las propuestas.


En tanto, Mdz cubrió el evento con un buen relato de Federico Brussotti y se destaca la producción fotográfica aplicada, un recurso que aún no utilizan el resto de los periódicos digitales de Mendoza.

Desinformados

Lo que publicó cada diario sobre el debate de anoche refleja lo difícil que es informar con objetividad y el exceso de mirada política a la hora de analizar lo que un candidato dice. En tanto, la ausencia de un espacio en los sitios que publiquen las propuestas no hace otra cosa más que reflejar en la prensa lo que es la idiosincrasia de quienes nos gobiernan.


Si bien existe un antecendente de periodismo ciudadano en Mendoza, la verdad es que resulta muy difícil hacerlo y quizás las redacciones digitales no estén dispuestos a perder tiempo para hacer este valioso servicio a la ciudadanía.


sábado, 20 de octubre de 2007

Compartir vs Competir

Distintas teorías de la Psicología analizan el comportamiento del individuo en su trabajo. Las mismas las respuestas a distintas necesidades: fisiológicas (alimentos), seguridad para substistir en el mediano plazo (trabajo, obra social, vivienda), sentido de pertenencia a un grupo de trabajo, poder para influir con sus ideas, reconocimiento de la labor que hace y la capacidad de obtener el logro, a través de la exigencia y la autoexigencia. Si bien cada punto es un “todo” para analizar, sirve para entender la base para fundamentar un tipo de actitud, que surge de quien piensa en el “logro” y se extiende en lo que es “reconocimiento”, “relación”, “autorrealización”.

Bien común vs yo mismo

En muchas redacciones abundan los periodistas egocéntricos o “estrellas”. También están los de bajo perfil, que miran hacia adentro de sí mismos; son aislados pero se convierten en gente de confianza para los editores (como lo son algunos que trabajan en las secciones de Economía). Por último, extrovertidos, alegres e ingeniosos, pero a la hora de dar consejos dicen la mitad de lo que saben, porque perciben una rara sensación deque compartir la confianza de sus conocimientos es sinónimo de “andate: te estás en mis cosas”.
Aquí aparece el siguiente planteo: ¿competir (no ser solidario o serlo a medias) vs compartir (ser solidario por el bien de la empresa y de uno mismo)?

Tirar hacia el mismo objetivo
Un periodista estrella piensa que el artículo publicado tendrá como efecto un aumento del reconocimiento de la opinión pública hacia él. Inclusive sentirá satisfacción si recibe un llamado telefónico de un funcionario público o empresario que resulte “víctima” de esa publicación. Pero seguramente no sabrá cuántos números se publicaron durante ese día, como tampoco si la gente también leyó otras secciones de ese periódico. El efecto del “reconocimiento” es inmediato, por más que los números no hayan sido muy redondos para la empresa y el diario de la competencia haya vendido más. Jamás le va a interesar esto último.

Un periodista que trabaja en un medio digital no puede tener este perfil, porque en general se trabaja bajo un lenguaje informativo y su labor no consistirá en escribir un artículo “estrella” por día, sino más bien en redactar y hasta editar noticias locales, pero también del exterior, deportivas y de interés general. Puede estar ocho horas sin que se dé cuenta: lo que va a quedar es cuántos cables de agencias editó y colgó en los últimos momentos, cuántos partidos de fútbol armó con el minuto a minuto, la cantidad de imágenes que editó con el pothoshop, cuántos minutos de radio y televisión editó para el contenido multimedia, y los suplementos virtuales y contenidos que armó (horóscopo y clima, sobre todo). El trabajar así, a muchos periodistas le modifica la estructura de la percepción de lo producido: se pasa del “reconocimiento individual” de su labor al interés en conocer si todo lo que hizo sirvió para ganar más (una meta de "logro" que puede generar una imprudente autoexigencia) . Al tener acceso a estadísticas de visita, se genera la satisfacción o frustración, esto último, sabiendo que las cantidades de visitas inciden mucho en lo que son los números y por ende, en la posibilidad de estabilizar su trabajo con mejor remuneración.
Un periodista egoísta no puede subsistir con este esquema. Es imposible que imagine al periódico en estado de bancarrota. Si es así, prefiere negarlo, porque tanto el mensaje como el medio son estrellas.
Se trata de mirar hacia arriba para lograr como objetivos la comunicación y el crecimiento de lectores y hacia los costados, para lograr eficiencia e integración en la labor grupal). Todo ello lleva a fortalecer un nuevo perfil, que tiene que ver más con lo humano que con lo profesional: ser solidario.

Sentido práctico

Ya no se trata de una cuestión moralista o sólo aplicable en fundaciones, iglesias y asociaciones sin fines de lucro. El objetivo es tener un sitio creíble, actualizado y con contenidos que atraigan un tiempo considerable de lectura por parte del receptor. Entonces de nada sirve pensar qué ventaja le puede sacar un colega de trabajo a otro cuando se está publicando en forma permanente. Es necesario ir a la acción y a la vez, revisar las acciones de los compañeros de grupo, ya que todos están con múltiples labores y el efecto de los lectores ganados es igual en todos.

Comprensión

Si uno se equivoca por un tipear mal o por hacer un título no muy original, y quien advierte este error tiene a manos la solución, es bueno aprovechar esta oportunidad para transmitir la experiencia al otro y no recriminarle un acción que ese mismo periodista puede llegar a equivocarse. En el periodismo digital, desde el redactor hasta el editor de contenidos multimedia o director periodístico, son susceptibles de tropezar con la misma piedra. Y cuando, por un error no intencional, se recibe un consejo o un alerta, en vez de una recriminación, el periodista gana más confianza y seguridad, y con ello logra trabajar con menos miedo y con más entusiasmo. Con este esquema es más fácil asimilar una innovación en el producto.

… competir desde el compartir

¿Qué sentido tiene? ¿para qué sirve? Sirve para lograr el objetivo de que el mensaje emitido sea leído por el receptor y para conseguir más lectores. Y el sentido consiste en darle un aspecto inteligente y a la vez constructivo al hecho de competir. El primero tiene que ver con mirarse a sí mismo más que mirar hacia arriba. Un periodista achanchado carece de un espejo en el que pueda detectar los puntos a mejorar. Como el periodista digital no cumple con esta condición, es necesario tener la humildad de saberse mirar a sí mismo, pero “con inteligencia” para no caer en la baja autoestima. Así descubrirá no sólo los problemas, sino también las soluciones. Hallar una solución implica la posibilidad de crecer profesionalmente. Y si esta actitud se comparte, sin dudas que se logrará un doble crecimiento: el profesional y el del . Resultaría contradictorio advertir que un diario digital crece en forma desproporcionada a la de sus periodistas. Si el medio periodístico crece y el periodista, no, ante la falta de presupuestos que caracteriza a los diarios electrónicos, lo más seguro es que ese periodista achanchado sea dado de baja o derivado a otra sección de la empresa. El responsable de la web quiere una redacción integrada, competente y con gente abierta. De este modo, el compartir ya deja de ser un ideal para convertirse en un elemento clave para el funcionamiento de la redacción.

Compartir el diálogo

Se trata de una actitud madura que consiste en ser constructivo y a la vez, crítico. Esto quiere decir “ser solidario” con la noticia y no ser una persona cerrada ante una fuente. Por ejemplo, un periodista radial es menos objetivo que uno gráfico a la hora de hablar de la Iglesia Católica, aborto o policías asesinados. Es raro que se hable más de un policía asesinado que de un piquetero asesinado. También es raro que se hable de aborto sin dejar mal parado a la Iglesia, o hablar de la Iglesia partiendo de lo que es la información estrictamente religiosa. Es difícil que n periodista ideologizado sea naturalmente objetivo y eso se percibe mucho, aunque él crea que su postura es el punto de vista "normal" del tema.
Quien integra una redacción digital puede caer en la tentación de trasladar su visión parcial de la realidad o prejuicios a la forma de titular la noticia, por ejemplo. Para evitar ésto es necesario ser comprensivo con las circunstancias. Comprender no significa justificar, pero sí dejar de lado los prejuicios personales –es decir, ser realmente un profesional-, y tener un acercamiento con las distintas fuentes de las noticias. Esto implica contar con una actitud para el diálogo con el compañero de trabajo que no piensa como él.
Predisponerse al diálogo y no al prejuicio significa ser una persona (periodista) abierta. Ser abierto conlleva el resultado de aprender más. Esto último significa superarse, es decir, competir consigo mismo. El resultado final es saber comunicar mejor, y en este caso, lograr mayor audiencia, ya que el receptor respetará más al periodista por su actitud abierta y a la vez, profesional.
Ser solidario con la realidad, en este caso, significa no tenerle miedo al diálogo con pro-abortistas (sino uno es anti-abortista), con pro-menemistas (si uno rechaza al ex presidente peronista) y con sectores ideológicos extremos, aunque el periodista no comparta lo que sostiene el entrevistado. El que dialoga obtiene un resultado informativo. El que no lo hace, reemplaza esa noticia por un monólogo construido con prejuicios.
Si se quiere obtener más lectores, esto último no sirve. Por lo tanto, ser solidario con el medio emisor significa ser solidario con la realidad, a través del diálogo. Por otra parte, quien se inclina hacia el diálogo puede una buena relaciones con las fuentes, algo que en el periodismo digital resulta muy útil a la hora de hacer los últimos momentos.

Sinergia: “compartir” los recursos de la organización
Si el periodista digital trabaja en un multimedio, tiene que lograr que el sitio se promocione en las radios, canales de TV y diarios de esa empresa comunicativa. Esto se llama “sinergia”. El objetivo consiste en lograr más lectores “locales”, es decir, crecer el porcentaje de lectores que viven en la región emisora del medio respecto de quienes siguen al sitio desde otras provincias o del exterior. Los anuncios publicitarios (banners) saldrán de quienes viven en la región emisora. Todo ello implica un comportamiento solidario del periodista con el medio principal de su organización (si es un diario, con la versión papel, y si es con un multimedia, con los canales de TV, radio y diario).
Compartir en lugar de competir es la clave para que haya satisfacción personal y grupal. Esto surge como fruto de la actitud y de la personalidad del periodista, pero es bueno cultivar este comportamiento, porque traerá consiga mejores resultados en el trabajo, ya trabajar por el bien de todos es una acción que se percibe con facilidad.
Es difícil (admitámoslo) y lo ideal sería que no se llegue a la instancia de ser la última carta para jugar.

lunes, 8 de octubre de 2007

La cultura de la muerte en la jerarquización de las noticias


“Un joven que esperaba el micro fue embestido por un taxista (mientras el primero intentaba subirse al colectivo). En Lavalle, arrollaron a un padre e hijo (él era policía, el niño tenía once años y un vehículo, tras pisarlos, los arrastró unos treinta metros). En esa misma localidad, una adolescente de 18 años murió atropellada por un coche que había hecho la “U”. A su vez, en Las Heras, un camión aplastó a un niño (un Scannia manejado por el padre de la criatura, que al hacer marcha atrás no vio a su pequeño y lo mató).

Esta noticia es del lunes 8 de octubre y salió publicado en la parte inferior de la portada de Uno Digital. En la parte superior, la noticia fue el triunfo de River sobre Boca y de Los Pumas ante Escocia, en los cuartos de finales del Mundial de Rugby Francia 2007, la derrota de la Lepra en Tucumán (Nacional B), el registro del ADN de 400 violadores y sus víctimas, y un motín en la cárcel de mujeres (ver secuencia de imágenes al hacer click).

En la edición digital de Los Andes, la noticia apareció en el último lugar de la sección Policiales. En la portada, la única noticia policial fue que “violan caja fuerte en oficina céntrica de una bodega”.

El Sol Diario directamente no le dio lugar a esta noticia. Como una estrategia para ver si existía una reacción de los lectores, dejé un comentario bajo el seudónimo de Clonaldo. Ese comentario fue publicado inmediatamente y a los pocos minutos desapareció de la pantalla.

Mdz sólo dice que murieron tres. Les faltaron dos más. Y durante la mañana ocupó el lugar 15 del ranking de noticias y a la tarde, el 50 (ver imagen).

El diario Jornada, nada, como lo indican las últimas cuatro letras de su marca. En tanto, Ciudadano Diario también ínformó la muerte de tres de las cinco personas.

¿Por qué?

Es una buena pregunta y me animo a responderla desde la base de tres hipótesis: la falta de periodismo de investigación, la cultura de la muerte en la sociedad moderna y la ausencia de culpables políticos para este tipo de hechos.

Ausencia de impacto político = Ausencia de periodismo de investigación

Dedicarle tiempo a la investigación para un medio cuesta muchas horas de trabajo para su empleado. Entonces lo mejor es que esa tarea se haga siempre y cuando haya algo político de por medio, porque es la única manera de que la noticia “venda un poco” y cause revuelo en el ambiente: un jefe de noticias experimenta una hermosa sensación cuando un funcionario tiene que responder ante los medios masivos sobre esa noticia del diario, que le produjo un mal trago durante la mañana.

Es muy difícil encontrar un trabajo de investigación cuyo resultado final no aparezca una empresa o agrupación política o religiosa desprestigiada.

Esto crea un vicio en el periodista: convierte el sentido crítico en un vicio y su objetivo será que el gobernador vea la noticia y no el lector que lo lee en el kiosco u online.

En los tiempos en que participaba en las reuniones de blanco y de tapa de Los Andes, siempre se habló de política o de cuestiones con impacto político. La idea de mejorar la sociedad jamás fue tratada. Pero, ¿para qué este razonamiento? Esto es para entender que ante el acostumbramiento a construir una realidad donde la responsabilidad de las acciones jamás pasa por el ciudadano, la autocrítica desaparece (como también el diálogo con uno mismo)y la estructura mental determina que “echando a esta persona o haciéndole un juicio” se soluciona el problema. Pero ¿qué pasa cuando es la misma gente la culpable?

"No, mejor no perdamos lectores", se dirá más de un jefe de noticias. Mejor no mirarse en el espejo y que las arrugas de mi conciencia “las arregle otro” o, en el último de los casos, “la culpa la tuvo Menem”, que se retiró del poder hace ocho años, pero sigue teniendo la culpa de todo en Argentina.
Si estos cincos asesinatos en las calles mendocinas ocupa el último lugar de la sección Policiales de Los Andes, se podría interpretar lisa y literalmente que a nadie le interesa la muerte de la gente común (no del piquetero o del dirigente gremial).

Y llegamos al punto más grave: la pérdida de la capacidad para jerarquizar la noticia, es decir, de determinar qué fue lo más importante. Si el valor de cinco vidas es menos importante que el valor de un dinero robado, entonces se podría decir que el dinero es más importante que la vida de cinco ciudadanos común y corrientes.
En la práctica, ¿no es así?

Socios involuntarios de la cultura de la muerte

Solamente se habla de la cultura de la muerte en las homilías de las misas. Aún no es un tema instalado en los medios (¿será por miedo a coincidir con la Iglesia?). En Internet es muy bien tratados en secciones de ACI Prensa y Catholic.net

Y esto ¿tiene mucho que ver?. Sí, en cuanto a pequeñas grandes conductas que hoy predominan: la falta de respeto a los mayores, la facilidad con que se asesinan a inocentes, la tendencia a hacer las cosas por beneficio propio y no para el bien de todos, la creciente cantidad de perros atropellados en las autopistas y abandonados en el Parque, el maltrato cada vez más explícito hacia los niños, la manera en que se disuelven matrimonios y la falta de interés en el periodismo para tratar estos temas, que son las causas de fondo de la mayoría de las noticias policiales. Y si el tema es el aborto, se construye una noticia del modo que quienes defienden la vida siempre quedan mal parados.

Son conductas que desfiguran la normalidad de clasificación de la realidad y con ello, la forma de informar. Un ejemplo es que si hubieran muerto cinco dirigentes gremiales y piqueteros, seguramente la noticia sería otra. ¿Y cuál es la diferencia? El impacto político hace a la diferencia. Y así como el ciudadano común se siente desprotegido por las organizaciones de Derechos Humanos, esta gente también se siente rechazada por los medios periodísticos. ¿Acaso existe algo en común en la forma de pensar de los periodistas y las organizaciones de DDHH?. La verdad es que ese "algo" es mucho más de lo que se cree.

El nuevo hábito

Si analizamos al emisor, entonces nos acostumbramos a una redacción con periodistas muy estructurados en lo que es el valor de la vida, a tal punto que la palabra "amor" aparece distanciado de "valor", del modo que sólo existe "amor a la vida" si se trata de la muerte de un dirigente social; e incluso hay casos en que se percibe una suerte de sensación de justicia cuando la muerte de un ciudadano común pero de una clase social (porque el afortunado tiene que sufrir para que la justicia sea auténtica y todos seamos desgraciados por iguales).

Así lo viví cuando hace un año, cuando se recordó el 11-S en el programa de radio "No tan distintos", de la radio universitaria UTN. Allí el conductor Matías Aguilar anunció al comienzo del programa que no iban a hablar de la tragedia en el Word Trade Center porque no les interesaba y porque era más importante hablar de la injusticia en el golpe de Estado de Augusto Pinochet a Salvador Allende, también un 11 de Septiembre pero casi treinta años atrás, cuando Aguilar aún no había nacido. Yo participé en ese programa y sé que Aguilar es una excelente persona, pero "el exceso de Página 12" sin dudas que no sólo le fue cerrando la mente, sino también el corazón.

Muchos de esos comunicadores progresistas y "estructurados" muestran un rostro sin esperanza y con el sentido común desfigurado en un nivel que realmente preocupa, tratándose de personas que ejercen la labor de mediadores de la realidad.

En el Congreso Nacional de Trabajo Social, una de las asistentes me confesó algo sorprendente: "veo mucha gente nerviosa e inquieta: se nota que Dios está ausente en la vida de ellos".

Y si falta Dios, está faltando algo que puede fortalecer nuestra capacidad saber qué es o qué no es una noticia: Amor a la realidad y a la verdad, y a la dignidad humana.

sábado, 6 de octubre de 2007

La experiencia es el mensaje
















Si en este momento, Marshall Mc Luhan estuviera leyendo El Comercio de Lima quizá replantearía su célebre frase “el medio es el mensaje” y lo cambiaría por “la experiencia es el mensaje”. ¿No es demasiado arriesgado si estamos hablando de periodismo?
Quizá sea necesario arrancar de cero, empezando por definir lo que es diario digital.

1. ¿Es o no un diario?

El noveno rediseño de
Clarín Digital nos dice que un diario digital definitivamente no es la “versión digital de un diario en papel”, porque lo mejor que puedo hacer para leer el diario ClarínPágina 12 o La Nación , para dar un ejemplo, porque si a mí lo único que me interesa de La Nación son los artículos de Joaquín Morales Solá, entro al sitio, hago clik en Opinión y allí lo tengo. Pero si quiero leer lo que Clarín publicó en el papel sobre el partido Boca-San Pablo, seguro que voy a estar dos años buscándolo en Internet.

Entonces llegamos a la primera conclusión: hay diarios digitales que son versiones online de lo que se publica en el papel y hay otros que directamente son un nuevo medio de comunicación. Lo primero es lo que abunda –inclusive, algunos que son 100% digitales, como el flamante
Mdzol (1) y Minuto Uno (2), son diarios (1) o diarios-revistas (2) que salen en Internet pero en el que predomina un formato estrictamente gráfico (portada “de periódico gráfico” en tabloide, con diseño moderno y tipografía Georgia). Pero lo segundo arrastra otro planteo: si es un nuevo medio, ¿qué es la noticia?

2. Nuevos medios

Para ir descifrando esta definición, podemos decir que en primer lugar, la palabra “diario” se desprende del dominio del sitio. Por ejemplo, no estamos hablando de www.diarioclarin.com.ar como lo es, por ejemplo, www.ciudadanodiario.com.ar o www.elsoldiario.com.ar, o www.diariosanrafael.com.ar , sino de www.clarin.com (ya empieza a sonar distinto).

Seguramente esto no dice porque casi todos lo hacen, como por ejemplo, www.elterritoriodigital.com.ar, www.lavoz.com.ar o inclusive, con siglas confusas, como lo es www.mdzol.com , pero en sí es un primer paso para ganarse la “identidad” de ser un nuevo medio.

Ahora viene lo complicado: ¿cómo es ese medio nuevo? Aquí tenemos que hablar de formato (diseño que lo identifique como un nuevo medio) y contenido (razón por la cual el lector visitará esa web, partiendo de la premisa de que es periodismo). Es un campo sumamente riesgoso y aún indefinido. Y hay especialistas que manejan muy bien una de las dos cosas, pero no tanto ambas partes (quizás porque lo segundo depende más de la redacción que del “cerebro” de ese nuevo medio), por lo que será necesario analizar si el recurso humano será capaz de hacer eficaz las condiciones de nuevo medio que cargan esos contenidos.

3. ¿Qué soy?
directamente es ir al kiosco y comprarlo. No ocurre lo mismo con

En realidad el diseño está diciendo qué es el contenido, porque determina el sentido de orientación de la lectura (si yo quiero leer, mirar o escuchar esto, ayudame a llegar a ese contenido). Pero también hay que agregar algo clave: cómo lograr mayor tráfico desde la naturaleza “matemática” de Internet.

“El portal de Clarín me gusta y me parece completo; podés ver todas las noticias de un vistazo y también combina muy bien las presentaciones multimedia y los blogs. Todo está ordenado y es fácil de encontrar. Creo que trabajan bien con los bloques. Los buscadores son muy buenos también, con lo cual es un placer leerlo. En cambio, La Nación lo veo más fragmentado, menos información a la vista y más cuidadoso en el detalle del diseño, pero yo entro para leer información, no para evaluar 100 % los detalles del diseño”, afirma Francisco Stengel, director general de la consultora
Mass Comunicaciones ; en tanto Jorge Heili (El Pais de España) explica con detalle el nexo entre “nuevo medio” y naturaleza electro-matemática de Internet.

“Lo que Clarin supo ver –a través de
Guillermo Culell, hoy en El Comercio de Perú- fue la explosión del posicionamiento SEO de los medios y fundamentalmente la tendencia de la gente a buscar cada vez más la información vía buscadores. Por ejemplo, el paradigmático caso Maddie, que cada día genera una versión distinta, está entre los temas más buscados por la gente. ¿Qué hace el público? Abre Google y pone Maddie en vez de entrar a cada medio a ver si hay algo. Esto lo vio Clarín muy claramente, y el resultado de Clarin visto hoy es mucho más importante”.

Además, el ex cerebro de
Infobae.com –quien agranda el espectro comunicativo de lo que sería el diseño o la forma, a través del concepto de“esquema” -agrega que “Clarín logró con este esquema incrementar notablemente su presencia en los buscadores con el último momento” y respecto de quienes critican su portada extensa (implica hacer 8.76 veces un scroll completo para llegar a una noticia al pie de página, informa el blog especializado Denken Uber), Heili aclara que “algunos cuestionaron que no "jerarquizaba" la información, sin embargo, fueron muy inteligentes en que el home es el último momento, pero tienes la solapa "Edición Impresa".

En cuanto a preferencias, Heili prefiere el “esquema” de La Nación “pero a los efectos de lograr tráfico, nuestro principal negocio hoy, Clarín es mucho mejor”.

Por último, añade algo muy importante, en lo que hace a la definición del “nuevo medio”: ¿quiénes serán sus lectores adictos”.

“Creo que Clarín ha capturado a un público que incluso no tenía antes. El hecho de tener arriba siempre la última noticia, le da sensación de vértigo y para los más jóvenes, muy blogueros, Clarin se está acercando a ese esquema, su estilo es muy blogger. Los "pibes" no se bancan que le digan hoy qué es lo importante en la información, y ese mensaje, quizá no consciente, ha sido captado por un público nuevo que elige Clarín”.

Si extraemos declaraciones de los dos testimonios nos da el primer diagnóstico de lo que sería un “nuevo medio” desde lo que es su concepto, o diseño, o “esquema”:


- Es un portal, más que un diario.
- Es completo
- Tiene que agradar
- Saber combinar multimedia y blogs
- Diseño “limpio” (en lo que más avanzó Clarín en su noveno rediseño)
- Información fácil de encontrar
- Eficacia en el posicionamiento SEO: los contenidos tienen que aparecer en el nivel más alto de los buscadores
-
Esquema blogger
- Audiencia joven

Por supuesto que también existe el lado B de este disco, con canciones seguramente muy malas, pero ahora no los vamos a describir. Simplemente nos limitamos a hacer el “identikit” del nuevo medio.



3.…y llegamos a “la experiencia es el mensaje”

Ahora entramos de lleno a la parte más difícil de realizar para quienes están en el día a día: los contenidos.
En las versiones online de los diarios esta pregunta prácticamente no existe: directamente se transcribe en Internet lo que se publicará mañana, más una sección de últimos momentos y un poco de servicios (pronóstico, clasificados y otros). Pero el nuevo medio no puede partir de la misma premisa de un diario, porque justamente es un nuevo medio (la TV no partió de la premisa del diario y la revista, por ejemplo).

Se trata de un tema abierto, aunque
Gonzalo Peltzer, director de El Territorio (Misiones) lanza una premisa que exige mucho trabajo de investigación y mucha creatividad en la ejecución:

“(El nuevo medio) debería ser interesente para el usuario. Ese es todo el secreto. Primero conocer quiénes son y qué quieren tus lectores /navegantes/usuarios y después darles lo que quieren. A mi, como usuario, me gusta más el de La Nación, el de El Comercio de Lima (con
Busco Novia, un flor de blog), o el del New York Times”.



Una respuesta lo brinda El : se puede decir que la intención es presentar un contenido que interese al lector. Y aquí, el tronco desprende dos grandes ramas: lo que es la noticia periodística y lo que es el contenido que yo en el fondo deseo leer.

La portada no es extensa, como la de Clarín; mayor distribución de contenidos a los costados y lo más innovador, una galería de blogs en el que seguramente luego de que usted lea los títulos, se va identificar con algunos de ellos: “sobrevivir en el subterráneo”, “nadie es profeta en su tierra”, “busco novias, porque nunca sabés cuándo…”, “busco novio…¿y ahora qué?”, “ruedas y tuercas”, “siéntete regia: esos trucos tan secretos”, “viajeros y vagabundos”, “me voy a casar: ¿cuándo debe venir la cigüeña?, “¿si le pongo un nombre raro a mi hijo puedo malograrle la vida?”, “así se diseñó la interfaz de iPhone”, “las vacunas en hora buena” y “sal de tu casa”.

Tras leer “busco novia” y “me voy a casar” admito que nunca algo tan bien escrito en Internet: es una avalancha de literatura, mediante crónicas de gente común, con deseos y experiencias que uno quisiera vivir o ha vivido, pero contados con una elevadísima dosis de calidad literaria y de imaginación. Dicho con otras palabras, es como si te contaran con palabras el último capítulo de la serie
Friends y tras leerlo es como si lo hubieras visto. Una suerte de periódico donde seguramente Fiodor Dostoiesky se sentiría a pleno contando los detalles de la intimidad afectiva del ser humano.

Si los reality, que muestran historias de vida en directo, hicieron impacto en la televisión, ¿acaso ésto no se trata de un reality literario, orientado a captar todas las sensibilidades que el lector ofrece a la intimidad del monitor? Sin dudas que El Comercio de Lima está marcando una nueva tendencia: la experiencia es la noticia y el mensaje (sin menospreciar lo que es estrictamente informativo).

Entonces sobre contenidos extraemos lo siguiente:

- El nuevo medio tiene que ser interesante para el usuario.
- Identificar qué quieren los lectores
- Presentar información como el ritmo de una agencia de noticias (también para que repercuta en otros medios, como la radio)
- Noticias + puntos sensibles del lector (la experiencia como mensaje) (información + sentimientos = experiencia)
- Para ello contar con una pluma perfecta

4. ¿Es eso lo que queríamos?

En comunicación corporativa se dice que cada medio tiene su propia identidad (algo ya construido) de lo cual hay que analizarlo a fondo para extraer los elementos que conformarán la imagen (el cómo nos ven y cómo queremos mostrarnos).

El nuevo medio primero tendría que atravesar ese camino. Luego, con información propia en mano, determina la forma (“esquema”) de volcarlo en un nuevo medio, a partir de dos consignas: la noticia (porque sigue siendo un producto periodístico) y la experiencia de vida como herramienta de contacto con lo que el lector quiere leer (porque ya sabemos que quiere leer noticias y sabemos dónde puede buscarla, pero lo que más hay que saber es qué tenemos de propio para comunicar,) y la experiencia es una herramienta de identidad que se necesita construir.

miércoles, 3 de octubre de 2007

Los Andes On Line, muy arriba pero en caída libre

Tras verificar el recorrido de las visitas de los diarios digitales de Mendoza en la web http://www.alexia.com/, se comprueba que si bien aún www.losandes.com.ar sigue liderando en Cuyo, este año sus promedios de visitas disminuyen notablemente. Lo mismo sucede con www.diariouno.net.ar, aunque de un modo no tan contundente como la web mendocina del grupo Clarín, pero la tendencia marca un acercamiento paulatino de www.mdzol.com, sin dudas favorecido por una inédita campaña de publicidad callejera -aunque en los últimos días de septiembre registra una leve baja en el rendimiento de las visitas. Por su parte, www.diariodecuyo.com.ar de San Juan es el segundo diario digital más visitado de la región y en este año ha superado en algunos tramos a Los Andes Online. En tanto, www.elsolonline.com.ar aparece por debajo de Mdzol y alcanzó el mejor momento cuando hizo la campaña de cartelería durante agosto último, una estrategia de promoción que sin dudas ha servido.
Muy lejos de competir en el lote del liderazgo se encuentran www.jornadaonline.com, www.ciudadanodiario.com.ar, www.cuyonoticias.com.ar (que acaba de relanzar su diseño) y www.reporter24.com.ar.
Alexa no informa la cantidad de visitas exactas, sino que da a conocer las tendencias, basado en el impacto que tiene el sitio verificado en el tráfico global de Internet.

Cómo están hoy

Los siguientes sitios mendocinos están ubicados en el ranking de Alexa.com en el siguiente lugar:

1. Los Andes Online……….................……… 21013
2. Diario de Cuyo ………….......................... 31567
3. Gobierno de Mendoza…….......………........……36.679
4. Universidad Nacional de Cuyo....................51548
5. Diario Uno......……..…..................……….52093
6. Universidad de Mendoza...........................110792
7. Mendoza.com.ar……........…….............………150140
8. Mdzol…………..……......…....................….184978
9. DiarioSanRafael……........................…. 227212
10. El Sol Diario……….........................……412052
11. Universidad J A Maza.............................608546
12. Ciudadano Diario.…......................……649764
13. Mendoza.com…………........……............…….710808
14. Jornada Online.....……....................…. 779010
15. FM 100.9 Estacion del Sol………......….....….814577
16. Canal7 Mendoza……......…....................… 982677
17. ArgentineWines.com……….......….........…..821528
18. Bodegas Flichman………..........…..........……831201
19. Municip. Malargue…….......……..….........…990297
20. Radio Nihuil…......……….....................…..1194961
21. Camara Diputados Mza…........…........……1522370
22. Cuyo Noticias…..….......................……1589458
23. Quinto Poder Journal …..................…1610232

24. Municip Luján de Cuyo…......……........…..1633082
25. Reporter24…….......……...............…….1717003
26. FM Montecristo……….......…..............……..1767752
27. Municip de Mendoza…….........…............…1789369
28. Munucip San Rafael……….......……....….…..1799023
29. INV…………........……….......................…….1847162
30. Canal 9 Mza…...................................…...1934820
31. Municip Godoy Cruz……….........…….....…….2151044
32. Bodega Navarro ………........……….…........…2505542
33. Mendoza Weblogs ….................................6884126
34. Tiempo del Este……….......................…8236457
35. Bodega Valentin Bianchi……….......……..….9370162

Conclusiones

- A pesar de su lenta agonía, Los Andes OnLine sigue destacándose respecto del resto de las web de Mendoza.
- Uno Digital sigue en el segundo lugar como medio digital de Mendoza, aunque el gráfico muestra que en septiembre último fue momentáneamente superado por Mdzol. Como este último detiene su nivel de crecimiento, Uno Digital logra "despegarse" hacia arriba.

- Un diario de San Juan es el segundo más leído en Cuyo y registra más visitas que el portal www.Mendoza.gov.ar. Con esto se confirma que un diario digital tiene que ser algo más que la versión en Internet del "papel", ya que el medio sanjuanino es el más completo de la región, tienes menos trayectoria que Los Andes (ver gráfico en los últimos cinco años) y ya lo ha superado varias veces en visitas.

- La web del diario de San Rafael está mejor posicionado que El Sol y Ciudadano.
- Canal 7 de Mendoza le gana a Canal 9, al menos, en Internet.

- Desde lo electoral, la web del municipio de Malargüe (Jaque) supera al de Luján (De Marchi) y Godoy Cruz (Biffi). ¿Será el efecto "pregunte en Malargue"?

- El portal de turismo www.Mendoza.com.ar supera hasta el momento a mdzol.com (al menos, para Alexa)
- www.Mendoza.gov.ar es la segunda web más importante de Mendoza.

- En el país, Clarín Digital (que apareció con un nuevo diseño) crece constantemente y en ciertos momentos registra algunos picos interesantes. En segundo lugar, Infobae, pero su crecimiento es irregular (le cuesta mucho) y por último, La Nación, que registra una paulatina caída (consultar el Alexa el sitio www.lanacion.com.ar). Minuto Uno también crece, aunque lentamente.

lunes, 24 de septiembre de 2007

Ausencia de impactos

En diseño gráfico, el centro de impacto visual es el título o la foto hacia donde va la primera mirada, para así lograr los primeros segundos de lectura. Si esa primera impresión convenció, se pasará al sumario de esa noticia o se recorrerán otros titulares. Al menos eso fue lo que entendí cuando cursé me lo enseñaron en tercer año de Comunicación Social y nunca imaginé las horas de análisis de editores y secretarios de redacción, para lograr condensar lo más importante del día en una espacio muy limitado, sobre todo para las palabras.

Este trabajo desgastador, que cuando se trata de ediciones especiales, como el día después de un comicio, se parece a la apuesta de la que dependerán los elogios o las críticas en la reunión de blanco del día siguiente, se produce minuto a minuto en los diarios digitales. Inclusive se podría decir que en el periodismo digital un editor pasa todo el día de una reunión de tapa a otra –una labor que aún no es reconocido por los directivos de empresas y mucho menos, por los jefes de recursos humanos.

Se trata de una labor de mucho cuidado por parte del editor general (en los diarios regionales lo es también el periodista que pasa a Internet lo que es la edición papel), que hace la labor de jefe y soldado de tropa.

Esta tarea, por cierto muy desgastante que quizás no se nota por la pasión que trae este oficio, trae como consecuencia una portada descuidada y sin centro de impactos visuales.
En una redacción limitada, como son las de los diarios digitales regionales de Argentina, ¿se puede pensar todo el tiempo en la nota “de más arriba”? Mi experiencia de redactor y editor “todoterreno” dice que “no”, porque la intención es que se lea toda la web, por lo que los esfuerzos se reparten por igual en todas las secciones, cuando en realidad debería la parte superior de la portada debería llevar más tiempo y atención.

¿Y dónde está el impacto?

Un recorrido por los diarios digitales de Mendoza nos dirá en qué estado se halla el centro de impacto visual, para de este modo extraer conclusiones constructivas. Se trata del panorama del día 24 de septiembre de 2007, a la hora 19.

El Sol hace el titular-revista (imagen y título de la nota principal muy por encima del resto de la información de portada). Ese artículo dice “Las bajas temperaturas ponen en peligro las cosechas” y se trata de una nota bien elaborada, aunque difícilmente sea el tema del día del informativo radial de este momento. Sin dudas que no es una primicia, pero a veces es lo único que se puede hacer.

Jornada Online se lanza con dos noticias principales, donde prevalece el texto (“Se reduce el saldo de comercio exterior por la fuerte suba de importaciones” y “Boca tiene el equipo titular”, esta última, para un partido que se jugará dos días después). Además, el estreno de un sumario informativo de tapa (para responder al que tiene MDZol.com).

En esta web prevalecen dos problemas: la ausencia total de una estrategia de impacto visual, ya que estos tres contenidos casi no se diferencian y además, carecen de significado y de razones para ser los títulos de tapa. Por otra parte, la noticia económica tiene un título largo y confuso (podría ser “Las importaciones favorecieron a la balanza comercial” o “Mejora la balanza comercial gracias a las importaciones”).

Los Andes Online mantiene el estilo de los dos bloques 50% (su administrador de contenidos también admite los bloques 75%, 33% y titulares simples), tanto para las noticias de más arriba como las de más abajo, y reparte el impacto visual con el texto y las fotos. Con dos noticias locales “Cobos vetará la ley si el Senado aprueba suba ilimitada” y “Llegaron a Mendoza 25 mil DNI para repartir”, con dos nacionales “Aduaneros persistirán con las medidas de fuerzas” y “El superávit de agosto fue un 23% mayor que el del año pasado”. Estas dos últimas están en las agencias y buscadores, por lo que no son en sí una novedad (hay que tener en cuenta que casi el 80% de los lectores de esta web son de afuera de Mendoza, por lo que seguramente ya consultaron a Clarín Digital). Quizá la intención de impacto sea la noticia de los DNI y la de Cobos, que aún está por cerrar porque los senadores estaban decidiendo sobre la cuestión que afecta al gobernador.

En tanto, MDZ tiene en sí el impacto visual como elemento constitutivo del diseño, por lo que ya corre con esta “ventaja comparativa” respecto de sus competidores, pero lo que gana en diseño lo pierde en calidad de contenidos: sólo ofrece como local una fracción de una noticia nacional (“Crece la lucha contra la venta ilegal de autopartes”), una entrevista con un candidato a gobernador (Luis Leiva) y la invitación a chatear con otro candidato a gobernador (Celso Jaque). La otra noticia, que tiene la foto como centro de impacto visual, no es ninguna novedad: el rostro de Mauricio Macri y un título nada llamativo para quien habitualmente consulta Internet: “Macri quiere otra reunión con Kirchner”.

Sin dudas que al diario nuevo aún le cuesta sacar ventajas en calidad periodística, ya que no cumple con lo primero que debería tener presente para destacarse en este aspecto: generar al menos dos primicias por día. Quien lee MDZ sabe que no se está perdiendo nada nuevo en el ambiente. Y le va a costar mucho, sobre todo porque no tiene una alianza con las radios, que promueven mucho las primicias a lo largo del día.

Ciudadano Diario tiene un esquema de diseño muy parecido al de un diario en papel. Sus noticias principales no son de Mendoza: “Coria ya no figura más en el ranking”, “Liberaron sano y salvo a Franco Andreola” y como noticia de más arriba, un verdadero espanto como titular: “Interrumpen el embarazo de la discapacitada violada”, siendo más breve y más entendible la palabra “aborto” (se podrían haber ahorrado una línea). Muy difícil que la versión papel titule de esta manera. Sin dudas que el impacto visual no está trabajado en este sitio.

En tanto, Reporter 24 y Diario Uno.net.ar no editaron hasta ese momento los últimos momentos por ofrecer versiones estáticas.

Conclusiones
Luego de hacer este recorrido en la prensa digital de Mendoza se puede extraer lo siguiente:

1) Es necesario trabajar el Centro de Impacto Visual, tanto desde el diseño como desde la calidad de contenido. Un ejemplo de ello es el portal Yahoo.com.ar, que a cada momento genera noticias interesantes como principal razón de ser visitados.

2) No se puede trabajar el impacto visual desde la visión del diario papel

3) Hay que abrir el espectro del impacto de contenidos. Se puede hacer a través de columnistas especializados y multimedia, como lo hace Clarín Digital, o desde encuestas, foros, noticias curiosas y test, como lo hace Minuto Uno.com. Tampoco hay que descartar otros recursos, como las infografías y el periodismo ciudadano (Cristina Kirchner tiene el suyo en El País de España), tal como lo hace la versión digital de los diarios La Tercera (Chile), El Mundo (España) y El Comercio (Lima).

4) Hace falta al menos un gerente de contenidos creativos en cada medio, que esté concentrado en esta labor, como lo tienen los diarios digitales grandes del país (basta ver cómo son presentados los columnistas de Clarín Digital, los paneles de La Nación Line y las noticias curiosas de MinutoUno.com).

5) También hace falta plantear la necesidad de hacer reuniones de blancos o de tapa en los diarios digitales y establecer allí una agenda amplia y abierta, que sea capaz de cubrir las horas “vacías” de noticias durante el día.

6) Es necesario que un poco más de creatividad, ingenio, buen humor y curiosidad, para atreverse a robarle unos minutos de lectura al receptor.

miércoles, 12 de septiembre de 2007

La neo curiosidad


Siempre fue un elemento distintivo en la construcción de la noticia y el mal uso fue una de las causas del sensacionalismo. Se hizo para instalar el debate del acontecimiento. Sus límites han sido las características propias de los canales de comunicación y quien más lo ha sentido fue la prensa escrita. Sus enemigos, la frialdad y sus mejores amigos, la pasión y la imaginación.
 Inclusive la curiosidad ha determinado tipos de periodistas: el frío, apagado, estadístico, tranquilo, matemático y sin imaginación (el cronista económico) y el apasionado, acelerado, gritón, alegre, chistoso y con imaginación (el cronista deportivo).


La curiosidad de antes

Tiene que ver con esa noticia que, según la cubana Marta Rojas, es que debe llevar a los lectores “a sentir y ver lo que sucedió” y ésta fue la razón por la cual el talento literario muchas veces se canalizó en las noticias. Un ejemplo de esto último, en Mendoza, es el editor policial de Los Andes, el músico y escritor Rolando López. Su libro “Partes diarios” fue transformar una serie de noticias en una serie de cuentos literarios.

“La curiosidad es otra de las armas eficaces del periodista. No creo que uno pueda llegar a ser un periodista, en el sentido más cabal de la expresión, si no siente con intensidad el fuego de la curiosidad ante hechos que nos rodean, no solo dentro del "sector" asignado o que más nos guste, sino por todos los hechos relevantes que ocurren en nuestro medio y fuera de él; en el mundo de la ciencia, de las artes, de la política, de todo en absoluto. Y dentro de ese todo habría que incorporar, como condimento nada despreciable, la Historia, local y universal”, reconoce Rojas.

Decir que “tiene buena pluma” fue sinónimo de ser buen periodista, por lograr que la noticia sea atractiva desde la primera palabra hasta la última línea y no un hecho que agoniza de a poco (pirámide invertida), como los son las noticias de las agencias.

Ser curioso vs estar curioso

En su blog, Martín Grosz (http://cajadecambios.blogspot.com/2007/04/la-curiosidad-un-modo-de-vida.html) hace esta distinción. La primera (ser curioso) “implica tomar la decisión de interesarnos siempre por conocimientos de cualquier tipo, con la firme convicción de que cualquier tema puede resultar interesante y enriquecedor si alguien sabe cómo explicárnoslo. Pretende razones, causas, fundamentos, argumentos. Intenta ir hasta el fondo en cada cosa”. En tanto que lo segundo “corresponde al momento en que la cuestión genera en nosotros tantas ganas de saber lo que ignoramos que decidimos dedicar un tiempo de nuestras vidas a resolver esas incógnitas y hacer algo al respecto”.

Sin dudas que “ser curioso” debería ser una esencia propia del periodista y el periodismo en Internet está contribuyendo a ello; en tanto, el “estar curioso” es la condición ideal que pretende un periodista de un lector u oyente.

Más recursos = más curiosidad

Para construir la curiosidad, la prensa escrita se vale de un 70% de textos y un 30% de imágenes. La revista se podría decir que de un 50 y 50%, con el sabroso ingrediente de la calidad fotográfica y el color para las imágenes, como también una temática más liviana y atemporal respecto del diario. La radio, 100% de voces, música, libretos y efectos. La televisión, 100% de audio, imágenes y recursos gráficos (títulos, por ejemplo).
Internet tiene todo lo anterior.

Por ejemplo, http://www.minutouno.com/ es la curiosidad llevada al extremo, de la mano del periodista número uno en curiosidad de Argentina, como lo es Chiche Gelblum. Infobae –que de la mano de Jorge Heili instauró los títulos del estilo “Las 10 razones del no de Bianchi a la Selección", también se sube al podio. Lo más curioso es que contando con el audio y el video (recursos que generan “alto rating” en la televisión), en donde más han vertido esta herramienta del talento ha sido en la parte escrita (ver fotos y textos en la imagen de este artículo). Durante años, los diarios en papel no se dieron cuenta de ello.

Inversamente curioso

Sin embargo, si hacemos click en algunos de los títulos citados en la imagen, es probable que la noticia no sea “la gran cosa” que uno esperaba. Es que de eso se trata la curiosidad de hoy: “comunicar para vender” (al igual que la comunicación corporativa). Antes, un periodista curioso se destacaba por su capacidad para escribir y el título quedaba en manos del editor, ahora (en Internet) es al revés: el editor es el “curioso mayor” ya que es quien aplica el manual de estilo “informal” con el modo de titular una noticia, que por tratarse de Internet, tiene la obligación de ser leída “para no perder lectores”. Así, si lo comparamos con el periodista de antes, estamos ante una curiosidad invertida (periodista vs editor y texto vs título, aunque hay que considerar que en Internet, prevalecen los editores-periodistas).

Difícil recurso humano

Los diarios digitales de Mendoza aún no han descubierto la curiosidad en la construcción de la noticia. Es que no es nada fácil. Para ello hay que tener sentido de humor, despegarse de todo prejuicios (así lo sostiene Grosz) y sobre todo, creatividad. Estos tres factores son de difícil ejecución cuando el producto digital aún no alcanza su solidez en la web, ya sea tanto en posicionamiento como en los ingresos. Además hay que sumarle la inevitable idiosincrasia mendocina, que pareciera aún ponerle trabas a quien quiere alcanzar el nivel de autorrealización de la Pirámide de Maslow (muchos se quedan estancados en el reconocimiento social y de estima). Para el colmo, en las entrevistas laborales este aspecto no es fácil de evaluar y casi siempre queda descartado. Por otra parte, si un jefe de redacción o productor general es apático y frío (por vivir presionado por la gerencia comercial o el directorio), no se puede pretender buenos frutos de ese árbol.

En lo personal, yo creo que talento es lo que sobra. La causa está en la falta de confianza. En la clásica idea de que en periodismo siempre jugaremos en la B. Ojalá me equivoque.

viernes, 31 de agosto de 2007

La noticia construida en caliente




“Los periodistas dicen algo que saben que no es verdad con la esperanza de que, si lo siguen diciendo, acabará siéndolo”, expresa Arnold Bennet. Una mezcla de convicción de certeza más fe en esa interpretación de la realidad es lo que predomina en la cabeza del cronista, a la hora de investigar una primicia. Y esa frase dicha ya hace mucho concuerda con la actitud del periodista digital cuando sabe que la opinión pública está pendiente de él por una noticia.

Visiones

El viernes 31 de agosto, Mendoza amaneció con una noticia que la gente no quería oír: una maestra asesinada por la delincuencia. El propio ministro Cornejo había dicho, cuando asumió cuatro meses atrás para poner paños fríos tras el crimen de Laura Abonasar, que en Mendoza seguirían existiendo asesinatos a inocentes. Y esta respuesta que no quería escuchar la gente fue emitida por la prensa digital durante esa mañana y fue intensamente seguida por los lectores.

Según Los Andes On Line, “Sandra Mónica Díaz (40), profesora de Educación Física, y su pareja, Alejandro Pedro Ramírez (35) fueron abordados por dos individuos armados que los obligaron a subirse al auto y trasladarse a un descampado cercano al motel Le Prive. Allí, luego de una discusión la docente recibió dos heridas de arma blanca: una en la mano y la otra en el tórax, produciéndole ésta última la muerte. Díaz era profesora de Educación Física y daba clases en el Colegio Nuetra Señora de la Consolata, donde hoy no habrá clases en señal de duelo. Una nueva muerte se suma a una larga lista de víctimas de la inseguridad. ¿Hasta cuándo?”, cierra la nota con un remate emotivo, típico del estado natural del periodista al escribir un último momento.

El Sol Online le da un tono más emotivo, con más precisiones sobre cómo la mataron. La nota es más extensa que la de Los Andes, afirma que fue en la zona de Puente de Hierro y que “allí en un descampado, la mujer habría entrado en una crisis de nervios y comenzó a gritar y en ese momento los delincuentes la apuñalaron provocándole la muerte casi en forma instantánea”. También expresa que la profesora asesinada era “una excelente persona de una vocación de servicio incalculable” y pone en evidencia el significado político, al decir que “el crimen de la maestra desató ya, una verdadera conmoción social, que se refleja claramente en los llamados a los medios de comunicación y se transforma en una nueva crisis del gobierno del candidato a vicepresidente Julio Cobos”. (los errores en las comas son naturales del artículo). El artículo cierra con los comentarios de los lectores, que son extensos y muchos apuntan a culpar a las organizaciones de Derechos Humanos por hacer que los delincuentes salgan de la cárcel.

El diario MDZ intentó ser más frío y brindar detalles, tales como la explicación de los investigadores, que dicen que ella quiso defenderse por eso también terminó con un tajo en una de sus manos.“Es la herida clásica de quien se resiste a ser atacado con un puñal”; el lugar donde vivía (zona de clase media en la que vivía Mónica, en la casa de la calle Cañadita Alegre 1050, del barrio Petroleros, de la localidad de Dorrego) y el momento previo al crimen ( Mónica y su pareja (Pedro Ramírez) tenían un video club. El episodio se habría producido cuando, después de cerrar el negocio, salieron a buscar dinero a un cajero automático. Los vecinos dicen que usualmente la pareja salía tarde en la noche (cerca de la 1) a sacar plata u otras actividades”.
Jornada Online y Diario Ciudadano.com.ar no aportaron nada nuevo respecto a lo dicho.
Sobre impresiciones, todos los diarios dicen que Ramírez tiene 35, salvo MDZ (45 años).

En frío
Así era el panorama hasta las 10.00
A partir de ese momento comenzó a difundirse la detención de la pareja de Sandra, Alejandro Pedro Ramírez, por las imprecisiones en sus declaraciones y porque no se hallaron rastros de violencia en el asiento de atrás –donde supuestamente iban los delincuentes.

Y lo que publicaron finalmente la versión impresa fue prácticamente otra noticia respecto de la que se detalló en este artículo.

“El periodista debe saber dónde están las murallas de los hombres y las exigencias de Dios”. Esta frase corresponde a Zenaida Bacardí de Argamasilla y en cierto instala el debate que los defensores acérrimos de la prensa escrita quieren discutir: el descrédito del periodismo digital, por la imprecisión generada a causa de la falta de maduración de la noticia.

El verdadero debate debería ser el definir el ámbito de la autocrítica: el intento de comprender que la noticia aún está verde por parte de la opinión pública, por lo tanto asumir la actitud de paciencia para querer saber algo del modo correcto, por un lado, y por parte del periodista, ser consciente de que sólo Dios lo sabe todo y que para saber algo, al menos, se necesita tiempo para elaborar e investigar. Y que a igual grado de ansiedad le corresponde igual grado de ética.

viernes, 10 de agosto de 2007

Mdzol, un diario que obliga a una reacción

Como dice la gente fue algo “que se venía venir” en la prensa digital de Mendoza. La causa mayor ha sido la indiferencia de los grandes locales (Los Andes y Uno) en invertir dinero, proyectos, capacitación y tecnología en sus respectivos diarios digitales. Quizá un miedo a no creer que en la propia redacción los cronistas de estos dos periódicos podrían elegir la lectura de su propio diario- en vez de Clarín Digital o Infobae-, hizo postergar –o mejor dicho, suprimir para siempre-, la idea de que Mendoza pudiera tener una suerte de Misiones Online, Rosario Online y por qué no, su MinutoUno.com

Un proyecto originado a principios de este año salió a la cancha el miércoles último, con una sorprendente puesta en escena en cartelería pública.


Un año “de prueba”
En la primera semana de enero de este año apareció un aviso en la página cinco de Los Andes. Allí pedían un director periodístico para un futuro diario digital . Carlos Ponce, un asesor financiero, evaluó a los primeros postulantes en el café Vía Civit, de Ciudad. 
 

Concepto
Diseño altamente profesional, pero con un riesgo experimental muy alto –entre los que resalta la ausencia de centros de impactos visuales, como encuestas, titulares curiosos, columnistas especializados o test online, al estilo MinutoUno.com-, que en cierto modo no permite desenvolver bien el objetivo “básico” de una web, que es el ganar lectores diversos, minuto a minuto.


El sitio, también "autoidentificado" como MDZ, propone un diseño y estilo periodístico totalmente distinto al resto de la oferta mendocina, que permite generar una suerte de acostumbramiento a un lector que gradualmente se irá acostumbrando al modo estético y al ritmo informativo de la web. Este planteo visual y estratégico de Julián Gallo es clave para lograr no sólo nuevos adeptos, sino también la erradicación definitiva de lectores de su principal competidor, Los Andes Online, y de sus acompañantes, El Sol Online y Diario UnoNet. En cierto modo es lo que sucede en la actualidad con MinutoUno respecto de Infobae: el primero le gana al segundo en claridad, oferta informativa, impacto de curiosidad, diseño e ingenio desde la redacción, una fórmula explosiva para apropiarse de lectores activos y potenciales. Dicho con otras palabras, si uno lee durante dos días seguidos Mendoza Online, luego al entrar a Los Andes o El Sol Online se percibirá la sensación de desmotivación: algo así como decir que nadie cambiaría un coche nuevo por un usado. Por supuesto que esto será genuino y sostenible si la flamante redacción está a la altura de la creatividad, ingenio, buen humor, calidad periodística y percepción del entorno que merece). Pero mucho más si está en condiciones de competir con la cantidad de primicias en producción local que a diario publica el ex diario de Calle (teniendo en cuenta que el 80% de las visitas de Los Andes Online tienen como destino la sección portada y no los últimos momentos).

Respecto del nombre del sitio,lo que se hizo fue saltear la identidad nominal(mdzol।com) por una identidad genérica (mendoza online) La tremenda campaña de afiches que inundó la capital mendocina no logró que la gente adhiriera en forma inmediata la identidad (nominal), ni mucho menos la identidad genérica. Inclusive no pocos dijeron que “salió un diario en Internet que se llama Mendoza Uol” o “Mendoza El Sol”. Así igual en el primer día en Internet el sitio se ganó de muchos adeptos y cargados elogios, a pesar de la enorme dificultad de nombrar y escribir su dirección en Internet.


Reacción

Los Andes Online, bajo el mando periodístico de Laura Antún, sabía de este lanzamiento e inesperadamente el 8 por la mañana exhibía más noticias locales de último momento que Mendoza Online. Y a lo largo del día se esforzó por ganar primicias locales, que es donde más tienen que competir las webs mendocinas. A lo largo de la tarde, los dos sitios mostraron titulares distintos y dejaron en claro que están para comerse la cancha mutuamente. La guerra ya está declarada, con ventajas comparativas a favor de cada bando: el peso de la marca y los contenidos del diario en papel por el lado de Los Andes y la multimedia, interactividad y el minuto a minuto por parte de Mendoza Online.

El desafío de Mdzol será el de lograr que un diario digital subsista sin un “diario madre”, es decir, que logren pleno financiamiento. Esto es muy difícil y las dificultades económicas –insuficiencia publicitaria, bajo costo de la publicidad en la Red, entre otros- han causado que en el mundo, muchos proyectos de este tipo hayan quedado estancados.  Otra alternativa es generar ingresos como corresponsales de agencias de noticias, servicios de flash de noticias para radios o de ingresos por servicios ofrecidos desde la web.

Sin dudas que esto marca un punto de inflexión en la historia del periodismo digital de Mendoza, porque ahora sí o sí el grupo Uno, Clarín y Alonso van a tener que dedicarle tiempo y dinero al periodismo de Internet, para que el flamante Mdzol.com no le quite todo el prestigio y el peso de la historia que sostenían a los "históricos" de la prensa mendocina.

jueves, 2 de agosto de 2007

Hora de comunicar con mayor integridad

Informar y opinar se limita a contar y explicar un hecho. Pero lo concreto es que cada hecho tiene un trasfondo que tiene que ver con la identidad común de los seres humanos, como también de sus derechos y deberes. Por lo tanto, limitarse a comunicar desde lo superficial en cuanto a lo que es el hombre, con respecto a sus vínculos con lo trascendental -un componente fundamental de la raíz de la identidad-, genera un vacío de respuesta. Esto último tiene que ver con los grandes cambios –por cierto, intencionales - que se van produciendo en la sociedad, como efecto de la constante manipulación de las raíces del orden natural. En grandes líneas, el bien y el mal como cosas separadas y no igualadas por el relativismo, muchas veces fortalecido por las circunstancias o las intenciones de un hecho que convierte lo malo en bueno, para justificar una corriente ideológica, en el que las decisiones, muchas veces autodefinidas como correctas, no tienen sustento propio sino un consenso construido en base a un odio también construido. Un caso de esto último es la Iglesia Católica. Ahora veremos un ejemplo.

Cada vez que aparece un sacerdote a punto de largar los hábitos porque encontró a la mujer de su vida, en vez de analizar el punto central de fondo, que es la vocación al sacerdocio, lo que se hace es criticar constantemente el hecho de que los sacerdotes no se puedan casar. Para este caso, nunca se analizar el hecho de que si un cura se casa, la familia que constituye va a ser su prioridad, en tanto que su vocación de servicio sacerdotal se convertirá en un mero trabajo, que en sí le será muy exigente y le quitará tiempo para estar con su esposa e hijos. El padre Farinello pudo explicitarlo bien en el programa “Mañanas informales” (Canal 13) cuando fue consultado sobre este tema –en el que ninguno del panel de periodistas, como ocurre siempre con este tema, se pone del lado de la Iglesia, para tocar el asunto desde los dos grandes extremos-. Allí Farinello dijo que ser cura y estar casado sería algo difícil porque “la gente te come”, en el sentido de que estás ocupado todo el tiempo. 

Otro tema que tampoco se toca es el tiempo que el sacerdote dedica cada día a la oración, es decir, a una labor personal y en silencio. De este modo, comunicando asuntos de la Iglesia desde la óptica pagana se logra dañar a la Iglesia en sus puntos más sensibles. Otro tema tiene que ver con el Bien Común. 

El periodismo, en caliente, sale a difundir hechos noticiosos generados por grupos que buscan algo en pos de su interés. Por ejemplo, lo que fue en Mendoza la eterna huelga que hicieron los empleados de la salud. Cuando se analizó este tema, en ningún momento se tocó de fondo cómo se vería afectado el Presupuesto Provincial si el dinero de los impuestos se destina sólo a salarios de empleados públicos. ¿Algún periodista se le ocurrió preguntarle a Raquel Blas (ATE) qué pasaría si mañana ocurre un terremoto y Defensa Civil no tiene recursos porque el dinero que contaba del Presupuesto fue a parar a los bolsillos de los empleados de ATE? 

Para lograr este nivel de análisis, el periodista tiene que tener bien en claro lo que es el bien común o bienestar general .De este modo, instituciones vitales como policía, fuerzas armadas, Iglesia Católica y justicia son constantemente atacadas por un hecho que no representa al consenso general de esas instituciones. Es hora de que el periodista se dé cuenta de que esta sociedad tiene raíces, por lo tanto no se puede informar de aborto sin decir, por ejemplo, que el 60% de las mujeres que abortaron luego tuvieron intentos de suicidio. Si hoy por hoy, la Iglesia Católica es la única institución que se opone al aborto, entonces el periodista debe asumir que este hecho necesita un análisis desde las raíces, que en este caso tiene que ver con el orden natural, un aspecto sensible en la religión.

Sin dudas que si todos los informadores ejerciéramos la labor contemplando el orden natural, la comunicación alcanzaría un grado mayor de integridad

Las censuras que el periodismo no condena

Seguramente la siguiente noticia pasará inadvertida en gran parte de los medios argentinos: China bloqueó la búsqueda de información por parte de la prensa extranjera a través de Google, MSN y Yahoo. En síntesis, acaba de bajarse un inmenso telón desinformativo en un país comunista, que promete ser líder del mundo en los próximos años.El gigante asiático es el segundo país con mayor número de usuarios de Internet – 111 millones, cuando podrían ser muchos más- y esta medida tomada por el presidente Hu Jintao no hace más que afirmar su política de restricción de las libertades, desde que llegó al poder en 2003.

Si a esto le sumamos la difícil labor que ejercen los corresponsales de las grandes agencias como EFE, Reuters, AFP y AP, sin dudas que a partir de ahora no sabremos casi nada de lo que ocurre en ese vasto país. Y lo peor de todo es que al no existir ese control de poder que ejerce la prensa, el exceso a la violación de los derechos humanos se va a incrementar y algún día todos sabremos la verdad cuando se desplome ese muro de Berlín amarillo, que aún se mantiene firme, al igual que en Cuba. La verdad, sin dudas, al igual que el amor, parafraseando esa canción de la película Tango Feroz, “es más fuerte”. Y cuando se revele no habrá excusas para quienes hayan sido cómplices de este complot contra la verdad.


Cómplices
Lo que llama la atención es que en el ambiente periodístico aún existan esa clase de comunicadores que “respetan” ciertas dictaduras, que Andrés Oppenheimer inteligentemente llama “dictaduras buenas”. Tal es el caso de la China marxista y la Cuba de Castro. Con tal de que se mantenga una oposición a Estados Unidos, esa dictadura va a seguir siendo buena para este sector de la prensa elitista, de izquierda.

Que exista una fuerte censura a la información en Internet es algo que ofende y mucho a los que trabajamos en el periodismo digital y es necesario dejar de lado las ideologías, mirar de una vez por todas la realidad y alzar una voz de protesta.