martes, 28 de octubre de 2008

Editor de investigación, un nuevo curro

Si nos ponemos a leer cualquier periódico online vamos a encontrar un montón de notas curiosas, gran parte extraídas de agencias de noticias. Esas informaciones quizá hace muchos años no tenía lugar en el periodismo porque los medios eran tan esquemáticos que sólo cabía la noticia con impacto político. Ahora cada vez hay más de “un estudio reveló que las mujeres que toman café se le reducen los pechos” y muchas cosas más. Este tipo de noticias curiosas y otras más han hecho algo no tan bueno para mí: equiparar la noticia construida totalmente en la calle, fruto de la investigación, con la noticia curiosa construida por una agencia o sitio alternativo. Así como antes habían periodistas de investigación, hoy lo que abundan son editores de investigación, es decir, sujetos que investigan todas las páginas web de donde sacar noticias curiosas.

¿Por qué pasa esto? Yo creo que hay dos razones: primero, porque es muy divertido hacerlo (y estamos seguros de que también divertirá al lector) y segundo, porque resulta más “productivo” publicar cinco notas que parecen investigaciones –ya que gran parte de ellas son estudios científicos- que una sola nota que requiere tiempo e investigación. Una nota de investigación te puede salvar la edición de un día en el papel. Pero en un diario digital, una nota de investigación no te salva nada, porque la dinámica misma la excluye de las posiciones más jerárquicas de la home cuando ya cumplió su tiempo de estadía en las zonas más vistas. De este modo se crea el vicio de buscar y buscar (investigar la Red) hasta encontrar el informe bien trabajado que haya hecho otro. Como Internet parece un mundo más real que la misma realidad –porque no existen tantas trabas para llegar a la noticia como lo es el mundo real- entonces todos los editores tenemos la tentación de salir a buscar la noticia construida allí afuera. 

martes, 21 de octubre de 2008

Rechazo al periodista multifacético

La semana última me pasó algo que me hizo recordar a Petinatto en sus tiempos en el Expreso Imaginario: en aquel entonces él era un periodista más, periodista al fin, y luego se dedicó a la música y más tarde, a desempeñar un rol de periodista-humorista. La gente lo aceptó. Lo prefiere así.

Esta introducción viene a ésto: se me vino a la cabeza el tema tribus urbana y en media hora escribí un listado con unas 20 tribus "truchas". Se publicó en el UNO Digital y pasó a convertirse en la nota más leída. Pero a la vez, en una nota con los comentarios más duros. ¿Qué decían? Básicamente, a pesar de que se les aclaró que la nota venía con tono humorístico, los lectores rechazaron a que el periodista se dedicara a otra cosa que es hacer humor. El mensaje que entendí es que "vos dedicate a informar y nada más".

- mabelmabel, 18-10-2008 22:01:47
"Realmente cualquier infradotado puede escribir en diario uno. la estupidez que demuestra el autor de esta nota es pavorosa. Y se hacen llamar periodistas y alguien le festeja estas estupideces dignas de un muchacho pavo de 13 años".

-zacarias, 17-10-2008 10:28:47
"Como se nota que no tienen tema para escribir una nota... Inventar esto como una humorada o porque quisiste ser original. Mas bien parece una suerte de segregacion y/o discriminacion para cierto tipo de gente. Si estos son periodistas, yo soy Einstein"

"¿Por qué tanta calentura si MinutoUno.com está acostumbrado a hacer este tipo de notas?", le pregunté al editor jefe del sitio. "Porque tiene el código Chiche", me respondió. En fin, mientras buscaba mil respuestas se me vinieron a la cabeza otras mil pregutnas, tales como "¿los mendocinos sólo queremos cháchara, glamour y humor sólo Made In BsAs?", "¿acaso no entienden que un diario digital no es sólo noticias, sino que mucho más que eso?", "¿los lectores mendocinos no están dispuestos a aceptar que un medio local puede jugar en Primera como lo hacen otros diarios, como LaTercera.cl y MinutoUno.com?", o...si las críticas dicen que "eso lo puede escribir cualquiera" entonces ¿por qué no mandás un mail con tu nota graciosa así lo publicamos, si eso es lo que esperamos de cualquier lector?" (perdonen estos lapsos de calentura. No es porque me hayan ofendido, sino más bien porque no entendieron los códigos de un diario digital, siendo ellos mismos lectores de otros periódicos online).

No es la idea de este blog el escribir así. Pero lo hago porque me interesa hallar una respuesta de fondo a la gran pregunta ¿cómo llegar al lector y ganar más audencia?, ¿cómo lograr que el lector participe más y nos envíen más fotos, videos, noticias suyas y otras yerbas (como humor)?, ¿realmente ellos saben cuál es nuestra propuesta de fondo? Ante esta última pregunta, la respuesta sería, tras leer los comentarios de esa nota: un 50% sí (sandra882, 17-10-2008 18:36:31: Che, q' barbaridad!!! asi somos los mendocinos, despiadadamente criticones, nada nos viene bien, siempre y cuando no lo hagamos nosotros. Es solamente un joven con imaginacion y sentido del humor.) y un 50% no. 

Aquí se viene otra pregunta: ¿por qué una mitad entendió y la otra mitad, no? ¿pasaría lo mismo si fuéramos un diario porteño? (estoy seguro de que no).

Puede que la parte de la respuesta esté en nuestras manos y la parte de la respuesta, en el psicólogo. Se trataría de un diagnóstico que afecta, por ejemplo, a los mendocinos que aún no terminan de aceptar que tienen un equipo de fútbol jugando en Primera División (me refiero a gobierno y empresarios, por ejemplo, porque no han puesto muchos mangos que digamos en el Tomba).

En síntesis, yo tengo una hipótesis: los mendocinos (o muchos provincianos) preferimos -en todo orden de cosas- jugar el Argentino A o el Nacional B (en lo referido a comunicación y periódicos digitales) que en Primera A. En fin, se trata de un planteo interesante y muy de los diarios digitales regionales.

Enlace de la nota

martes, 14 de octubre de 2008

Los Andes choreó a UNO


Anoche, a las 22.51 publiqué en los últimos momentos una noticia que había escrito el periodista de UNO en San Rafael, Javier Martín, para la edición impresa. Dos horas más tarde esa misma noticia ya salía en Internet en la misma edición impresa.

Hace un rato (son las 17.50 del martes), el periodista Mariano Pistone me comentó que hoy Los Andes prácticamente "copió y pegó" ese artículo en su web.

Los Andes, en vez de citar a UNO, citó al diario de San Rafael. Lean y saquen sus conclusiones.

Lamentablemente estas cosas pasan aquí en Mendoza.  

viernes, 10 de octubre de 2008

¿Publico o no publico?


Anoche, en la Redacción uno de los periodistas que hace los últimos momentos se estaba enterando de que el mendocino Reveco encabeza el ranking de la AMB. Entonces se hizo la pregunta que encabeza este post. Finalmente no lo publicó. Y no es que se lo prohibieron antes. Es que no es común que ante una primicia que va a llevar el papel venga un editor o jefe de noticias del papel a decirte “eso por ahora no sale en Internet”. Se trata de una decisión en donde se mezcla la ética periodística y empresarial. Un poco complicado, se podría decir.

Alguien que se animó

Ayer me comentaba Nacho Castro que existe un diario digital, no sé en qué lugar del mundo, que directamente publica los contenidos de la edición impresa en los últimos momentos del día anterior a su publicación, es decir, hace su cierre de página simultáneamente en el papel y en el online (como decimos aquí). ¿Para qué? Por dos razones: sabiendo que los diarios digitales tienen un pico de visitas durante las mañanas y una baja considerable en la tarde/noche, si se publica la edición impresa en la tarde/noche del día anterior a su publicación seguramente aumentará el volumen de lectores durante esas horas, lo cual no está mal. Por otra parte, la idea es que esto sirva para que ese lector sepa de antemano qué saldrá al día siguiente, en la edición impresa, para comprarlo (o para no comprarlo). Sin dudas que se trata de un experimento. Aquí en Argentina esto se vería como un suicidio periodístico. A lo sumo, el límite del riesgo lo está fijando en estos momentos el diario Crítica de Lanatta: el proceso de armado de las páginas de la edición impresa se visualiza en Internet, pero sin mostrar todo el contenido de la nota. Se trata de tentar un poco.

Miedos

¿Qué pasa si publicábamos la primicia del boxeador mendocino? Ahí nomás lo sacan Mdzol, Los Andes, El Sol, Jornada y hasta el Olé de Clarín. Se pierde la primicia. Pero se ganaba, eso creo yo, un pequeño bocado de prestigio a la parte informativa del diario digital porque ¿qué sucede si la audiencia empieza a digerir la idea de que un periódico sabe más de lo que dice pero prefiere decirlo después? Puede que pase. Pero convengamos que poner en riesgo una primicia significa un riesgo extremo cuando existe una versión impresa de un periódico. Y en el fondo sucede muy a menudo porque una redacción numerosa generalmente trabaja y produce primicias.

Otros casos

También pasa cuando sabés que el hecho sucedió pero no tanto cómo sucedió. Una vez me tocó editar el último momento a la noche y me entero de que habían robado anestesia en el hospital Central. Entro a Mdzol.com (en esa época aún no nos cortaban el filtro para ver su página) veo un título que decía que ese hospital se había quedado sin anestesia. Agarré el teléfono (no sabés lo difícil que es aguantar esos momentos en que te querés publicar todo) y averigüé algo: la policía estaba investigando. Al rato me entero de que en realidad sólo se habían robado la anestesia sólo en uno de sus quirófanos. Entonces, ¿realmente el Central se había quedado sin anestesia? 

Es bueno hablar aquí de las sensaciones falsas: una de ellas es el sentir que estás publicando la verdad, pero un poquitito tarde (porque el delincuente que se robó la anestesia no fue considerado en avisarme lo que estaba haciendo mientras cometía ese delito). 

La sensación falsa de frustración de publicar después de que sucedió el hecho es un mal que aqueja a los periodistas que hacen los últimos momentos. Ya no alcanza para decir las cosas apenas sucedieron: si no te anticipás, no sirve, hasta el punto de contar las cosas antes de que sucedan. ¿Se podrían imaginar un diario digital que diga “esta noche, a las 23, un delincuente asesinará a un vendedor ambulante en la Cuarta Sección?”. Seguramente nos sentiremos Superman porque lograremos captar la atención de todos y porque también, de paso, lograremos evitar ese hecho.

Cuesta parar la pelota. Es una característica del oficio que aún tenemos que aprender a dominarlo. En estos casos, el periodista que conoce y aplica algo de ética cuenta con una mínima ventaja respecto del resto. 

martes, 7 de octubre de 2008

Vosopinas.com: 2.0 Made in Anywhere


Ver algo nuevo en comunicación es gratificante. A veces son cosas tan simples que uno se pregunta ¿cómo no nos dimos cuenta de algo tan obvio? En realidad se trata de una perfecta combinación de dos elementos no tan fáciles de concretar a la hora de ejecutar un proyecto: diseño gráfico óptimo y limpio + óptimo concepto de comunicación. De eso se trata Vos Opinas.com

2.0 al máximo

Sin dudas que tras echar una primera mirada a esa web esta pregunta se cae sola: ¿se puede lograr más interactividad en un producto periodístico que la que muestra este sitio? 

Un creativo te va a decir que sí,  seguramente. Pero más del 90% le tomará mucho tiempo pensar en una respuesta. Quizá se trate sólo de la fascinación de la primera impresión, algo que se empieza a desgastar con el conocimiento día a día del sitio.

Para empezar, se trata de un diario digital que publica las noticias de actualidad más comentadas (o que pueden llegar a derivar en muchos comentarios) más históricos temas de debate (como aborto) presentado en forma de noticia de actualidad. El diseño ayuda mucho a que estos dos tipos de contenidos parezcan uno solo: así logra preconfigurar en el sistema operativo del lector que se trata de un periódico para opinar y no tanto para enterarse de la actualidad. Aprobado este primer objetivo hay que ver hasta qué punto un lector se puede interesar en un sitio que no le aportará nada nuevo para enterarse. Seguramente, por tratarse de algo "dospuntocero-dependiente" si los mismos lectores no logran convertir esta propuesta en una página interesante (que justifique la visita de alguien que sólo quiere saber un poco más de la realidad)  entonces todo el esfuerzo habrá sido en vano.

¿Quién lo hace?

Esa es la gran pregunta. Imagen Tres es quien aporta los contenidos. Pareciera que la intención es que sea un diario 100 por ciento del lector, pero la primera piedra es lanzada por los editores: hay temas de portada y hay temas controvertidos de debate, que con el sólo hecho de presentarse como tal ya implica un mínimo grado de subjetividad. Dicho con otras palabras, digamos que no queda muy bien ( y genera incomodo) la ausencia de una voz editorial, así sea para un periódico que pretende posicionarse bien y que no está hecho por un blogger apasionado, sino más bien por un grupo de trabajo que consumió demasiadas neuronas para este proyecto. Recuerdo cuando salió MdZol.com, en agosto del año pasado, que en los primeros días costaba mucho saber quién estaba detrás de ésto hasta que se hizo conocido que era una iniciativa del empresario Terranova. Aquí pasa algo igual: el periódico parece tener una "mano invisible" de Mendoza pero apunta al mercado porteño y nacional. La gran pregunta es si Imagen Tres está bajando a tierra un concepto e idea editorial solicitada en un brief o si directamente son ellos los autores intelectuales de vosopinas.com


¿De qué le sirven a los diarios digitales?

Bastante. Cualquier periódico online que vea este sitio empezará a plantear cuestiones como el agregar votos positivos o negativos a los comentarios de las noticias o el multiplicar la cantidad de encuestas online ya no desde un diseño de formulario sino a partir de módulos en flash. 

Es un sitio que aporta muchas ideas, seguramente porque detrás de todo esto hay un cerebro que interpreta muy bien las ciencias de la información y el momento de los diarios digitales en el país (y sobre todo, en Mendoza), ya que en lo que respecta al mercado local parece ser un sitio que se estaba necesitando y que la audiencia, sin demandar, estaba demandándolo.

miércoles, 1 de octubre de 2008

El conflicto de las notas relacionadas


En una reunión, la Redacción analizó el uso de las notas relacionadas en los últimos momentos. Es todo un tema porque la idea final es que la nota colgada sea leída y entendida en sentido íntegro, por lo tanto la nota relacionada sirve para contar la historia de esa noticia desde que se generó el conflicto que lo llevó a ser noticia o bien, desde una perspectiva histórica que explique por qué ese hecho ahora es noticia. El caso más reciente fue el de la crisis de Wall Street ocurrida esta semana: si no explicás esa noticia con una cronología, por más que todo el mundo hable de ese tema, la noticia quedará con sabor a poco si no se le incluye una nota relacionada.

Pero a la vez, la nota relacionada es una tentación porque es lo que le da valor agregado a una primicia. Por ejemplo, si la caída del Nasdaq y del Dow Jones fue a las 15.00, seguramente empezarán a llover noticias sobre las caídas de las bolsas de San Pablo, México, Buenos Aires y otros.
Al igual que en los últimos momentos, las notas relacionadas creo yo que merecen ser regidas por una normativa que sobre todo limite sus excesos sin dejar que la noticia se brinde en forma completa.

Muchas veces me pasó que puse una nota relacionada que en realidad estaba tocando "de cerca" aspectos de la nota principal. Allí me di cuenta de que en realidad hay que hacer el esfuerzo de ir completando la noticia principal con elementos de las noticias relacionadas.

Por ejemplo, a las 17.00 puedo poner una noticia relacionada diciendo que el Merval cerró con casi 10 puntos en baja. Entonces lo que se va a percibir es que el derrumbe de Wall Street trajo como consecuencias, entre otras cosas, la caída de la Bolsa porteña. ¿Acaso no conviene rehacer esa noticia, del modo que parezca un relato que cuente el significado de esa noticia a lo largo del día y no sólo desde el momento en que se produjo? Esto significa -para este ejemplo- mantener el título que informa el derrumbe de Wall Street, pero introducir en la bajada la caída del Merval, del modo que la noticia principal se vea más completa e íntegra: así, vista por alguien que prende la computadora por primera vez en el día, da la impresión de que el sitio que presente la noticia principal más completa va a ser la noticia "más informada".

Es verdad que las noticias relacionadas sirven para dar una sensación de actualización permanente, pero en el fondo creo yo que deberían apuntar sólo a contextualizar la noticia principal; en este caso, mediante una cronología de los hechos que se desencadenan en la noticia principal y también metiendo una infografía móvil o un análisis de un economista u otro referente especializado en el tema, pero no más de eso.

En síntesis, por un lado la noticia principal más las noticias que contribuyen a la actualización de la principal, que en el ejemplo del caso Wall Street debería ser los efectos que causó esa caída. Y como relacionada sólo dos artículos: uno que explique el hecho desde el punto de vista cronológico y segundo, un análisis especializado. Luego, como tercer elemento, se puede sumar una infografía o un audio. Pero no más que eso.

Al fin y al cabo, si se trata de un último momento fechado a las 18 hs, para una noticia principal que arrancó a las 15 tiene que ser el último momento sucedido a las 15 ("Lunes negro en Wall Street") más el recorrido de esa noticia desde las 15 hasta las 18 ("El lunes negro en Wall Street produjo el derrumbe del Merval y otras bolsas de la región"). Por ahí está la cosa, creo yo.