martes, 30 de diciembre de 2008

¿Somos productivos?

El sábado estuve con un amigo científico que hace su doctorado en bioquímica en San Luis. Se casó hace un año y vive de su estudio, gracias a que ahora el gobierno se puso las pilas con el Conicet. Entre sus méritos es que acaba de descubrir un método para alertar a las manzanas que se pudren ("bostritis", me dijo), algo que según él genera unos 1.000 millones de euros al año en pérdidas sólo en Europa. Pronto publicará su descubrimiento y bueno, quizá venga un laboratorio gigante que registre ese invento, lo que significará un ingreso de dinero semejante al de la venta de un futbolista en el mercado europeo.

Todo ésto para concluir en una pregunta que se iba formulando a medida que conocía los pormenores de su vida: ¿los periodistas podemos tener la conciencia tranquila por trabajar en algo que genera producción y progreso, como lo hacen los científicos?

Es un cuestionamiento crítico a la profesión, pero también a cómo estamos encaminando este productos con un sinfin de contenidos como lo es un periódico online.

La primera respuesta no fue que "no se puede comparar dos cosas distintas" porque es esquivarle a la pregunta. Preferí ser sincero y decir que lo nuestro es un servicio como resultado de un producto que se "produce" con mucho trabajo. La segunda respuesta, entonces, es si esa "producción" que termina en un producto traducido en un servicio es "productivo para el país y para la humanidad".

La diversidad vuelve a ser la respuesta pero aquí entra en juego la ética.

Si nosotros fuéramos productivos entonces no tendríamos que vivir de la publicidad, sino que sólo de lo recaudado por el producto (diario digital, en este caso). La clave está en lo que nosotros ofrecemos: si consideramos que lo que ofrecemos hace bien a la humanidad, entonces estamos en un buen camino.

¿Las noticias policiales, los chismes del espectáculos, las noticias construidas en base de la curiosidad y los videos reproducidos de YouTube son productivos? La misma pregunta podría formularse a los actores y directores de teatro de la avenida Corrientes de Buenos Aires. Entonces puede ser que aquí exista en factor que un poco confunde al receptor de las noticias: el periodista en su rol de informador y autor de notas curiosas y ociosas. Recuerdo que una vez escribí un artículo en el que inventaba unas tribus urbanas y ésto generó una ola de adhesiones y rechazos por parte de los lectores. Allí entendí que ellos esperaban de un periodista solamente su rol "informador" porque el producto que hace productivo a quien lo genera es la información, el dato nuevo dado a conocer. Se me ocurre que plantear si el periodista digital es productivo significa en el fondo no reconocer las nuevas labores y funciones como tal. Ni siquiera a la profesión misma.

Entonces, si somos productivos, ¿los contenidos diversos de un diario digital pueden valer más de un millón de dólares, como seguramente le pagarán al amigo científico cuando venda su invento a un superlaboratorio que lo quiera patentar?

Es una pregunta absurda pero no está mal comentarlo porque igual suele aparecer en la cabeza de cada uno de nosotros. Seguramente ese científico -como muchos economistas que cada día toman decisiones clave- consultan secciones determinadas de diarios digitales para interiorizarse en una información que incidirá en una decisión "productiva". Pero supongamos que éste no es el caso de las mayorías.  Sí vale creer que un diario digital es un contenido que la gran mayoría escoge en lugar de libros para saber todo lo que pasa en el mundo. 

En este caso estaríamos llegando a la conclusión de que los diarios digitales que -además de entretener y brindar servicios- logra informar y a la vez educar a un receptor, contribuye a configurar el nivel cultural de un individuo, que cuando le toque decidir sobre cuestiones que incidan en la producción, cada texto de diarios digitales leídos a lo largo de su vida contribuirá a lo que es su visión del mundo, algo que en forma mínima o no incidirá en el proceso de la toma de una decisión.

Creo que un diario digital que se proponga educar sentirá en su conciencia la tranquilidad de saber que está "produciendo". En sí es una meta difícil porque este tipo de contenidos no son los más leídos. Aún el periodismo no inventó la fórmula para lograr que las noticias con buenos contenidos sean absolutamente leídas e interpretadas por los lectores (tampoco podemos cambiarle la cabeza a alguien que le faltó sus buenas horas de estudio). Pero vale saber en qué lugar sitúa uno el rol de su labor para decidir si hay que emparejar hacia arriba (para ser más productivos) o hacia abajo.


sábado, 20 de diciembre de 2008

Arde la competencia

Según Alexa.com, Compete.com, Google Trend y Dataopedia.com, todas webs que registran el impacto de los sitios en Internet y no tanto los datos precisos sobre visitas -la información que más nos interesa a todos- la cosa se puso linda en Mendoza, porque "señoras y señores" se acortó la brecha entre Los Andes Online, Mdzol y Diario UNO. Basta con ver la imagen con los gráficos. Allí notarán un tramo en que Mdz supera a Los Andes y otro donde UNO aventaja a Mdz (para ver mejor clickear la imagen).

Dataopedia es el que más datos analiza, ya que además de situar la web en un ranking según su impacto en Internet, también brinda datos adicionales, como la llegada de visitas al sitio debido a cómo esa web se relaciona con otras páginas dentro de la Red:


                              Los Andes Online                Mdz                       UNO
Google P. Rank                          6/10                5/10                        4/10
Ranking Alexa                        25.254            40.230                   158.515
USA: visitas únicas                   6.391              2.935                       4.754
Cuatro países más      ARG (1) - ESP (2)     ARG(1) - ESP(2)        ARG(1)-USA(2)
visitados                       USA (3) - CAN (4)     MEX(3)- VEN(4)        ESP(3)-MEX(4)
Ranking out of the
top one million most            207,830           391.648                  270.198
visited sites on the
Internet
Ranking en ARG                        292                  421                           971
Keywords                                       7                      5                               1
Number of unique pages 
viewed per user per day          4,75                 2,28                       2,07

Popularidad    
                           144 links from Wikipedia         19 links Wikipedia       4 links Wikipedia
                          7 bookmarks at Delicious
                                         1 results in Reddit         2 results in Reddit
        22 page references Yahoo Answers        8 page Yahoo Answers
                   10  noticias en Google News            5 Google News               1 Google News
                                                   3 a Twitter              10 Twitter
                                                                                  3 pages posted on Digg

Conclusiones:

a) Los Andes Online sigue mandando pero da la impresión de que a Mdz le falta muy poco. De este último sitio, Dataopedia extrajo un dato por demás curioso, que no pudo extraer de los dos periódicos:

Gustavo Comeglio
Registered through: 123tuweb.com
Domain Name: MDZOL.COM

b) Si UNO logra captar más visitas por cantidad de keywords, como tienen los otros dos, y por la categoría popularidad en Internet, en cualquier momento también puede superar a Mdz, a quien ahora aventajó en cantidad de lectores por días en EE UU. Igual en esto último sigue al frente Los Andes, quien al incluir a Canadá dentro de los cuatros países con mayor tráfico de visitas, se asegura de la mayor comunidad de mendocinos en el exterior (EEUU, Canadá y España, sobre todo). Sorprende la fuerte presencia de lectores de Mdz en Venezuela.

c) El esquema demuestra que no alcanza con una labor periodística para ser líder sino que hace falta un buen técnico informático o analista de sistema que logre dar en la tecla en lo que es inserción de noticias en Google News y su vínculo con Twitter, Digg, Menéame y otros. Posiblemente si los tres periódicos incluyeran más hipervínculos adentro de sus notas quizás mejorarían bastante la puntuación del Google Page Rank.

d) Si bien el 2009 será un año difícil, con recorte presupuestario y hasta despidos -todo por la especulación del miedo de esta crisis mundial aún inentendible para muchos -, también puede ser el gran año para el emparejamiento definitivo del periodismo digital mendocino. Tiene que ser así porque estos medios mendocinos en Internet no se sacan tantas diferencias como en el papel (sobre todo UNO y L.A.). Pero se deduce que el emparejamiento definitivo sucederá cuando todos los mendocinos conozcan bien los tres diarios digitales. Mientras no suceda así, el peso de los 125 años de Los Andes seguirá marcando diferencias.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Los Andes Online estrenó nuevo maquillaje


Como ocurre todos los años con los diarios digitales de mayor envergadura, Clarín y Los Andes Online, desde ayer, aparecen renovados aunque en ambos casos no se trata de un rediseño de fondo, como habitualmente lo hace el periódico digital más visitado del país, sino sólo de algunos retoques de diseño, como los son en ambos casos el avance del color blanco y la reducción de tipografías bold.

Lo que más se resalta en el periódico mendocino es el orden de la zona de los contenidos especiales, es decir, lo que va en la columna derecha: pasó del esquema de múltiples columnas breves a un bloque de una columna ancha o dos estrechas -como lo viene siendo desde hace mucho tiempo Clarín. De este modo las noticias enviadas por los lectores se hacen más visibles, por ejemplo.

En respuesta a diario UNO versión digital, el periódico mendocino de Clarín sumó "la vidriera", un espacio similar a lo que fue "Personajes" del UNO: dos notas pequeñas a protagonistas del mundo del espectáculos. También decidió extender "Tecno", el espacio con noticias de tecnologías, para convertirlo en una sección con contenidos propios, como lo tiene UNO digital desde su relanzamiento hace ya un año.

Un espacio visto desde la home como galería de fotonoticias es "otras noticias", un acierto desde el diseño porque se opta por el menor espacio y la imagen a cambio de todo el espacio que conlleva un título y bajada

Por último se anima a más con una sección llamada "participá" -que para ello habilitó un menú arriba del logo del diario, como lo hace El País de Madrid- donde incluye espacios para que los lectores envíen fotos de sus mascotas y de bebés recién nacidos.

Si bien no es mucho lo que aporta este nuevo look, bien vale por dos cosas: hacer énfasis en el orden y realizarlo en un momento en el que las empresas están despidiendo a empleados -algo que también incluye a los periódicos de Mendoza.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Clicks vs calidad de lectura

Algo de lo que muchas veces se habla en la Redacción es sobre la cantidad de clicks de una nota o de la misma página. El tema se convierte en debate cuando la cantidad de clicks ( veces en que un lector ingresó a ver una nota, como también las visitas únicas del sitio) se convierte en la única herramienta que comprueba que el sitio anda bien (por la cantidad de visitas que genera).

Calidad vs cantidad

Por lo que dice el subtítulo, parte de este debate tiene que ver con el definir nuevamente si queremos calidad o cantidad.  Y todo porque es difícil que un lector haga click en una nota muy buena pero que lleva tiempo leerla y porque es muy fácil que el mismo haga click en una nota que impacta solamente por el grado sensual de la foto, más que por el contenido que presenta.

No es fácil adentro de la Redacción plantear una solución a este tema porque cuando una nota "hueca" (para llamarlo así) se convierte en el artículo más leído uno lógicamente lo celebra, pero cuando encuentra otra nota, totalmente distinta y de mucha calidad, que también alcanza la cumbre de las más leídas, entonces la primera pregunta que se le viene a uno es "éste es el camino que tenemos que seguir".

Así, por ejemplo, hemos llegado a la conclusión de que una nota buena para que sea bien leída tiene que ser original, distinto, enfocado sobre un fenómeno del momento que refleje popularidad, con un título cuya única respuesta sea haciendo click y no en la bajada de la nota, que sea recordable esa noticia con el tiempo...

No es fácil. Diría que es casi imposible hacer notas así. Pero al menos anima a usar el ingenio para hacer periodismo, lo que no está mal.

Hay que rescatar algo positivo: ya se sabe cómo orientar una nota, tras conocer el diagnóstico citado en el otro párrafo. Esto no ocurre en la versión papel de un periódico, que sólo brinda señales de "visitas" de los lectores cuando en una fecha determinada vende muchos ejemplares, un dato que afecta a toda la edición y no a un artículo en forma particular.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Cómo salvarse de los contenidos vacíos

Últimamente en las misas de los domingos, con toda la razón del mundo, los curas cargan contra los medios de comunicación que difunden noticias vacías, superficiales y descargadas de significados. Todo apunta a ese miedo contemporáneo de dirigirse hacia la verdad, es decir, hacia lo que tiene algún sentido profundo que a uno le haga parar la pelota para saber si marcha o no marcha bien en la vida. En síntesis, demasiado consumo, demasiadas malas noticias de lo mismo y demasiadas ausencias de respuestas a los grandes problemas que el ser humano eligió vivir (porque no se le puede echar la culpa a Dios de ser víctima de un crimen, robo o accidente automovístico, por ejemplo, porque es consecuencia de un acto libre del ser humano).

Un esfuerzo para esquivar lo vacío

La verdad de todo este asunto es que al menos los medios gráficos y diarios digitales brindan la opción de elegir entre información hueca o información valiosa. La clave está en la ubicación de ese contenido.

Por ejemplo, Mdzol.com tiene una política muy clara: todo lo que va en la columna derecha es la información para reflexionar, la que busca profundizar la realidad. Una suerte de editorial extendida, como si fuera del estilo de diario europeo como lo fue el diario Perfil en sus primera etapa (que fracasó por ser demasiado reflexivo). En fin, más allá de las coincidencias o no con la línea editorial, todo lo que aparece en esa columna derecha se lo puede llamar información valiosa y con sentido, porque directamente apunta a ese sentido.

Diario UNO versión digital digamos que apunta hacia el otro extremo: coincidiendo completamente con lo que dicen los curas acerca de que la información chata y superflua es la que hoy manda, lo que hace este sitio es sacarle provecho al máximo con las noticias de espectáculo y chimento en la galería de imágenes superior del sitio, lugar que agrupa las noticias más leídas. Si no es Belén Francese, es Luciana Zalazar; si no es ésta última, será Pampita, pero la cuestión es que allí siempre están. Si bien todo esto corrobora lo que dice el cura, lo más importante es exigirle esfuerzo al lector "con valores" para que se dirija a las áreas con contenidos valiosos, como lo es en este caso abajo a la izquierda, en la sección A Fondo. Son unas ocho notas con contenidos locales y sobre todo, mundiales, que abarcan temas que contienen profunda investigación. Muchas veces también este diario digital ha publicado videos sobre campañas contra los accidentes viales o bulimia y anorexia, que no son otra cosa más que las campañas que permanentemente salen en la televisión abierta de Chile, España, Francia y Estados Unidos, por ejemplo. 

Los Andes Online, el aún más leído en Internet en Mendoza, no hace distinción entre información reflexiva y no reflexiva, lo que complica la búsqueda de información valiosa porque aparece todo mezclado.

Jornadaonline.com es una mezcla de los tres diarios analizados hasta el momento. Al igual que Mdz, las notas de análisis y reflexión lo tienen a la derecha, en un espacio mucho menor que el del sitio dirigido por Ricardo MOntacuto. Al igual que UNO carga con muchísima información de protagonistas irrelevantes y sin valores del espectáculo, pero en la parte inferior del sitio. En tanto, el cuerpo central del diario, al igual que Los Andes, mezcla lo relevante con lo irrelevante, lo que lo convierte en un sitio difícil para encontrar contenidos valiosos.

El Sol diario directamente no tiene una sección con contenidos valiosos (salvo las columnas humorísticas de Jorge Sosa) pero es más medido con la información de espectáculos.

Usos y gratificaciones, hoy más que nunca

Una de las tantas teorías de comunicación que apenas me acuerdo que estudiamos en la universidad fue la de Usos y Gratificaciones. Esto significa, dicho con pocas palabras, que la audiencia consume información de acuerdo a las necesidades de información que tiene y en cómo le gratifica la misma. En este caso, lo que la Iglesia debería aconsejar es que la sociedad consuma la información valiosa que aparezca en los medios, porque como ven las hay, y que le resten importancia a las que no son valiosas -cuando el administrador del sitio empieza a registrar bajas de lectores a esas notas automáticamente desaparecerán de Internet. Por otro lado, concurrir a librerías cristianas para comprar textos que ayuden a incorporar y trabajar el sentido de la vida en uno mismo, y de paso así, a reencauzar la información que consume de los medios.