lunes, 5 de enero de 2009

eltiempo.com y elespectador.com, con aportes frescos


¿Por qué "aportes frescos"? Porque ya se ha inventado mucho en Internet. Pero lo bueno es seguir reinventando más. Y todo ya pasa por un trabajo grupal, en el que a las cosas ya creadas se le intenta dar un concepto más preciso y cercano a los lectores. Es lo que rescato de dos excelentes diarios digitales de Colombia, El Tiempo y El Espectador.

Mapa de noticias mundial

Luego de que en Mendoza Celso Jaque anunciara el inexistente mapa del delito, este concepto empezó a repercutir más en el ámbito de Internet que en otros. Así fue cómo Mdz, cuando inició en agosto de 2007, lanzaron el mapa del delito del lector, algo que no prosperó mucho, a partir del uso de Google Maps. A fines de 2008, esta herramienta de Google empezó a cubrir el 80% de Argentina y entonces los diarios digitales y sitios especializados empezaron a usarlo más. Los casos son los mapas del delito de algunas provincias y el mapa con las calles de Mendoza de diario UNO en Internet.

¿Pero todos los mapas empiezan y terminan en la ubicación de calles ("callejero", para los periódicos españoles) o mapas del delito? 

El Espectador innova con algo que realmente llama la atención: el mapa de noticias del mundo. Así de simple y redondo. Nada mejor que ver el planisferio y leer la noticia desde allí.

¿Se imaginan "mapas de noticias" de cada una de las provincias argentinas? Hay mucho por hacer.

Fotos + Videos + Audio, renovados

Si algo ocupa mucho espacio en un periódico digital es el espacio cuadrangular destinado a ubicar a las principales fotos, videos y audios del sitio. Otra vez El Espectador sorprende con una idea que surge desde otra idea: aplicar el esquema noticias "más leídas, más comentadas y más importantes" para las fotos, videos y audios. De este modo se ahorra espacio y el orden de la ubicación resume en forma clara la jerarquización de los contenidos (ver imagen. Haciendo click se llega a algo también innovador: así como existen los "ultimos contenidos" o textos, también existen las últimas fotos, videos y audios. Como por ejemplo aquí. No creo que sea mucho laburo hacerlo: la misma máquina seguramente reordena todos los contenidos y los discrimina según sus formatos audio, video, fotos y textos. Buenísimo.

Categorizarlo con creatividad

¿Cuánto vale usar la imaginación para nombrar algo que logre ser más genuino, verdadero y cercano a los lectores?

Así como los diarios mendocinos llaman "Encuestas" al espacio dedicado a los votos que definen una opinión de los usuarios y "Sociales" a las imágenes que muestran a usuarios y personas destacadas de una comunidad en un acontecimiento de la noche mendocina, El Espectador también lo único que hace es llamar "Urna digital" (ver imagen) a Encuestas y "Te vimos" (de El Tiempo.com) a "Sociales". ¿No resulta más efectivo y humano llamar las cosas así?

Con esto se puede pensar en redefinir un diario sólo redefiniendo los nombres de secciones, servicios y contenidos especiales.

Columnistas

Reconozco que cuando entro al diario La Nación lo primero que hago es leer las columnas de Joaquín Morales Solá. Pero encontrarlo me cuesta una bocha.

En cambio, El Espectador directamente en la home coloca un menú desplegable con el nombre de todos los columnistas. Así, el que quiere leer a uno de ellos directamente se mete en las opciones y selecciona su opción. Práctico y rápido de ubicar.

¡Me salvaste la noche!

Si algo he soñado alguna vez en mi vida fue que una computadora me resuelva qué hacer "esta noche". Como siempre hay mucho por elegir, directamente, para no perder tiempo, que la misma máquina me diga dónde puedo bailar rocanrrol y conocer a la vez, a la mejor mina -bueno, no vayamos tan lejos-. El Tiempo de Bogotá lo logra gracias a su portal "Vive In" donde, como muestra la imagen, directamente te pregunta en la categoría "noche" y según unas subcategorías, qué querés hacer esta noche.

Aún con éstos aportes tengo la impresión de que todos los diarios digitales aún están recién empezando. ¿Por qué se logran estos aportes? Se me ocurre que mucho tiene que ver con la idea de "pensar en grande". Porque cuando estás en el papel es difícil imaginar a El Tiempo o El Espectador en el mismo nivel que El País o El Mundo de Madrid. Pero viendo que en Internet estos dos diarios colombianos ya superan al New York Times (o sino, hagan click y vean) y están casi parejos con Clarín, O Globo o los periódicos españoles citados, entonces se puede decir que en este terreno hace bien "pensar en grande".

Sinceramente creo que si no pensás en grande "estás frito, mi angelito".