viernes, 31 de julio de 2009

¡Fuerza Perú!

Lo dijo Gustavo Cerati en el "Me Verás Volver Tour 2007", en el estadio Nacional de Lima, en el medio de la canción "Cuando pase el temblor".

Hay muchas razones para decir también ¡Fuerza Perú!: los medios digitales. Además del aún hoy innovador El Comercio de Lima, tenemos desde enero último un diario deportivo que evoluciona "josha", como decimos en Mendoza: Depor.pe (nombre corto que lo dice todo).

¿Qué tiene de particular? Pablo Mancini, en su blog Amphibia, destaca lo siguiente:

- Es un diario online que genera un impreso.
- Todos los periodistas de la Redacción tienen un blog
- Las secciones se pueden arrastrar de un lado a otro de la arquitectura, agrandar, achicar, actualizar, ampliar o eliminar
- La audiencia decide qué le importa, dónde y cómo quiere ver los contenidos. Así cada usuario prioriza la noticia que más le interesa.
- La apuesta de una sola redacción que trabaja para los dos soportes, el papel y el Internet.

Además, algo muy original aunque algo difícil de entender: arriba hay un menú horizontal que conecta con todos los minisitios de los equipos de fútbol de Perú, más foros y otras cosas. Apretás uno y lo que cambia es la columna derecha, es decir, estas secciones no lo ves en forma completa sino solamente en la barra derecha.

Aquí les dejo un recorrido por Depor.pe



jueves, 30 de julio de 2009

EE UU impacta fuerte en los periódicos británicos

La audiencia es el idioma, la idionsincracia, la cultura, el rocanrrol, las figuras del espectáculo y la política internacional. Internet refleja que un intercambio de influencias entre Estados Unidos y Gran Bretaña.

Son estadounidenses el 62, 5% de los lectores del Daily Mail, el 44,5% del Telegraph, el 36,6% del Times Online y el 27,8% del The Sun. Promedio: 36,8%

Esto significa un visitante yanqui por cada tres británicos.

¿En qué se puede comparar ésto con la prensa local? En mucho y en nada, a la vez: a principios de esta década, el 80% de los lectores de Los Andes provenían de afuera de Mendoza, sobre todo, del exterior. Ahora ésto ya se ha equiparado (cualquier cosa, consultar en Alexa.com).

Los lectores externos, como lo refleja la sección Mendocinos de UNO, son los más activos. Les gustan participar. Viven en países más desarrollados y más democráticos que Argentina y no temen a expresarse como ciudadanos.

¿Qué tiene que ver ésto con el caso diarios británicos vs EE UU). Y, todo tiene que ver con todo (al final, lo de Michael Jackson pasó en Estados Unidos, impactó en todo el mundo, pero seguramente más en Gran Bretaña que en Argentina. Y así con los asuntos de Estados Unidos con Irak, y muchas otras cosas más). Fuente, here.

miércoles, 29 de julio de 2009

Online vs Versión impresa

Tras ver unos cuántos periódicos la conclusión es que aún no se inventó una política estándar para la publicación de la edición impresa en un medio electrónico.


Hojeando por casa

En Mendoza, diario UNO separa completamente lo digital de lo impreso. Muchas notas elaboradas del impreso pasan a la home reeditadas con un criterio que genera más atracción visual en textos, imágenes y los valores agregados de videos y comentarios. Los Andes, como lo viene haciendo de hace años, agrupa la versión impresa y digital en un mismo formato, según las secciones. Por ejemplo, el caso de Sociedad, las noticias de la mitad para arriba llevan la hora colocada y el resto para abajo, que son de la versión impresa, no. De este modo se asegura lectores en las secciones.

El Sol y Jornada presentan Page flip, es decir, un pdf de cada página de la versión impresa para ser leída en Internet como si se leyera el periódico con la mano. Tanto en la home como en las secciones, ni El Sol ni Jornada publican contenidos del papel, aunque hay algo que puede confundir a un habitué de periódicos mendocinos: la hora de las primeras noticias de la mañana, que en la mayoría de los casos es información noticias ya publicada el día anterior en los últimos momentos de UNO, Mdz o Los Andes.

Una vueltita por los vecinos

Los dos grandes diarios digitales del país, Clarín y La Nación, siguen un criterio parecido al de UNO, es decir, publican en la web la versión impresa separada de la online, aunque a diferencia del periódico mendocino, las diferencias de diseño y estilo son mínimas entre impreso y digital, lo que garantiza la unidad visual del medio. Para destacar: en el primero se hace visible la voz editorial del medio, a través de Ricardo Kirschbaum, editor general de Clarín. En el segundo, el logo "La Nación" se reduce para dejar el lugar protagónico a las palabras "Edición impresa". Así, la imagen de la marca se apoya en la versión digital -que en definitiva es la que pertenece al canal de difusión, que es Internet- y de paso aclara a los pocos despistados de la red dónde puede leer el diario que venden los canillitas.

Al parecer, las notas del impreso no irrumpen en el digital en lugares protagónicos, salvo las columnas de Joaquín Morales Solá, Mariano Grondona y otro par de periodistas más. Gracias al recurso "Notas Relacionadas" y "A quien le interesó esta nota también leyó...", contenidos elaborados del papel se complementan como notas de apoyo al contexto y análisis de lo que se está publicando "en el momento".

La Voz del Interior, el diario online del Interior más leído, y La Gazeta de Tucumán, el quinto más leído en todas las provincias, presentan por separado sus versiones impresas. El periódico del norte del país, directamente mediante Page flip. Y el de Córdoba, con la opción de incluir comentarios en las notas del impreso. Sobre los contenidos del impreso en la home principal de la página, el diario que maneja Franco Picatto tiene una particularidad: dedica la parte más baja de la portada (lo que está a lo último) para recién allí presentar las secciones del diario -y no en el menú de arriba-, ya que el online, al parecer, no tiene secciones, entonces hace así: en bloques modulares ubica la sección con su nombre y adentro del módulo van las noticias de las mañanas publicada en ese día. Ahora si se presiona la palabra "ver más" directamente te lleva a la sección respectiva de la versión impresa y allí no aparecen esas noticias de la mañana, sino sólo los del día anterior vertidos en el papel. (espero haber sido claro para explicarlo). Así se logra ver los contenidos del impreso solamente en los links de las secciones y los últimos momentos de la respectiva sección sólo en la home, adentro de los módulos correspondientes a esa sección.

Y una vueltita por el mundo

El que manda en Chile, El Mercurio, identifica a la versión impresa al revés de cómo lo hace La Nación, en cuanto a lo que hace la identidad del sitio: palabras modernas para el diario digital, "Emol.cl" y las dos palabras que identifican a la marca, "El Mercurio", para la versión impresa. ¿Qué logra con ello? Dos marcas distintas.

Sobre la mezcla de contenidos papel-Internet hace exactamente como Los Andes: la home, con noticias que llevan la hora puesta y en las secciones, el 75% últimos momentos o noticias del día y el 25% restante, la versión impresa, presentada con la tapa de la sección del papel más enlaces a las noticias. Así logra enlazar a las secciones del impreso desde Internet varias veces, es decir, en todas las secciones del online. No está mal si se quiere un buen caudal de visitas en lo que se publicó en el papel.

Mi periódico preferido, El Comercio de Lima, presenta la versión impresa arriba, con letra de muy escasa intensidad, y bien abajo, en forma "tapa papel" con enlaces a secciones y principales notas. Lo mejor está en navegar la misma versión impresa: suma Page flip con enlaces a las notas de esa página, a su derecha. Como es habitual, innovador el sitio que planifica el ex Clarín y La Nación, Guillermo Cullel.

Los diarios El Mundo y El País, ambos de Madrid, tienen un tremendo staff de redacción, por lo que las versiones impresas y online son dos mundos diferentes. a tal punto de que en el primero es invisible el enlace a la versión impresa desde el digital (llegué a la misma tras escribir en el mismo buscador de ese diario las palabras "edicion impresa elmundo.es). En tanto el segundo no teme mostrar en Internet lo que hicieron los del papel, y de paso, con un buen PDF para bajar. Y bueno, contra el Primer Mundo no se puede, parece.




Pueblo chico

Si bien trabajo en el medio que publicó esta nota, reconozco -y en su momento se lo expresé a uno de los grandes jefes- que este tipo de noticia se ve muy grande en la Redacción y muy chiquita en la opinión pública. Por más que el caso se considere relevante, el tono informativo -marcado por la bajada del título- evidencia una segunda lectura, que los lectores -en sus comentarios- la captan al instante.

Ayer martes, esta noticia estuvo casi toda la tarde al tope, arriba, con títulos grandes (aquí le decimos, por el esquema de diseño, "prioridad 1").

Y en todo ese tiempo recibió sólo cinco comentarios, de los cuales tres tienen carácter "vecinal".

Entonces, la gran pregunta: ¿por qué finalmente los mendocinos que quieren informarse bien terminan entrando a Clarín.com o LaNacion.com.ar?

martes, 28 de julio de 2009

Ordenando los apuntes

Si aprecian un cacho la columna de la derecha verán nuevos íconos para los diarios de Mendoza y los sitios recomendados (estos aún quedan bastantes por arreglar).

La idea es mejorar en el poco tiempo que me queda esta página y agregar más blogs recomendados para visitar, ya que cada vez son más los que se dedican a ésto.

Todo sea para disfrutar, aprender y compartir la experiencia de hacer este trabajo con todos ustedes. Saludos totales.

sábado, 25 de julio de 2009

El deber de no publicar una verdad a medias


Primero chequeé esa información en diarios del país. Ninguno lo dio como oficial. Luego lo busqué en los blogs y todos habían copiado y pegado lo mismo. Una nota del 2000, en Clarín, decía que la última carta de Favaloro había sido breve y ésta, que se daba a conocer ahora, era muy larga.
Puede que sea verdad, pero de haber sido así, seguramente Clarín u otro grande ya lo hubiera confirmado, porque no creo que hubieran dejado pasar tan tremenda bomba.

Pero es tan fuerte el impacto que tuvo en blogs -inclusive políticos de primer nivel han hecho circular esa carta por Internet- que te dan ganas de publicarlo.

Decidí no publicarlo. Seguro que podría haberlo construido así: "Difundieron en Internet la última carta de Favaloro", por lo que me desprendo de su verdadera fuente. No sirve: ¿para qué, para tener la nota más leída durante un día, nada más?

En el post "La verdad por casualidad", de PaperPapers, dice lo siguiente:

"La inmediatez, que parece ser la principal preocupación de los editores del digital, no es más que la negación de la razón de ser del periodismo. Porque citar las fuentes para dejar en manos del lector el juicio sobre la fiabilidad de la noticia es lo contrario de lo que debe hacer el periodista, que en aras de la verdad puede ocultar información pero nunca a la inversa, que puede proteger a la fuente para publicar una noticia pero nunca citar la fuente para publicar una mentira. La prensa digital no por digital deja de ser prensa, y la credibilidad de los diarios pasa porque no digan la verdad sólo por casualidad".


jueves, 23 de julio de 2009

Diarios mendocinos en nube de tags

Mientras armaba una nota para la sección Tecnología me encontré con este buscador, Quintura, que te da los resultados de dos formas: en listas de vínculos, como Google y Yahoo, y a través de nube de tags, donde detecta las palabras claves que se vinculan al término buscado. Y ésto se puede hacer para videos, texto e imágenes por separado.

Se me ocurrió ver qué aparece cuando buscamos los tres principales diarios digitales de Mendoza por separado y la verdad es que aparecen palabras interesante.

Si hacen clic en la imagen de la derecha verán a su izquierda los tags correspondiente a texto y a la derecha, a imágenes. Si bien se nota que Quintura aún le falta mucho, al menos es curioso el paisaje visual que deja la imagen: parece un mapa de tres grandes ciudades separadas (UNO, Mdzol y Los Andes) con sus respectivos "conurbanos" de palabras claves .

Aquí abajo tienen el buscador, para que lo hagan ustedes


martes, 21 de julio de 2009

Cómo modero comentarios

Nunca me gustó de entrada moderar comentarios. Es el terreno de los lectores. Así esté mal o bien escrito, lo que allí se es lo que los argentinos somos.

Así pensaba hasta la semana pasada.

Luego de leer varios artículos en blogs sobre el posible arancelamiento de los periódicos digitales en un futuro me di cuenta de que en realidad nosotros estamos trabajando gratis para nuestros lectores y además de abrirles las puertas para que intervengan en nuestros artículos, recibimos a cambio -en la mayoría de las veces- un discurso que parece más a una catársis que a un mensaje de debate.

Desde lo semántico, ¿acaso los periodistas alguna vez escribiremos notas con palabras mayúsculas y con insultos para todos lados? ¿también renunciaremos al criterio de la objetividad para meternos en el campo subjetivo de la agresión personal?

Si esto jamás será así, entonces, ¿por qué le tenemos que permitir a los lectores que sí lo hagan?

¿Y qué pasaría si de repente los diarios online deciden convertirse en pagos? ¿Yo, como lector, pondría dinero en un sitio plagado de insultos y palabras en mayúsculas al final de cada nota?

Una cosa es la tendencia del 2.0 en Internet, todo muy bien con esto de darle espacio a los lectores, pero otra cosa es lo que finalmente aparece en la pantalla: si el diseño gráfico apunta a la unidad, el entendimiento y la buena comunicación, entonces ¿por qué los artículos deben desentonar con estos ingredientes?

Si el lector finalmente sabe que no tiene espacio para insultar ni para agredir con injurias y descalificaciones a figuras noticiables del momento, finalmente entenderá cuánto vale el terreno donde se acuestan sus frases armadas.

Si el objetivo final es, al igual que una canción de Queen, la belleza, ¿por qué no impulsar a que los lectores también procuren construir belleza con sus mensajes?

Ahora reconozco que borro muchos comentarios del diario digital donde trabajo. Pero también veo que al final de las notas aparece el mar más templado y tranquilo, con más oídos para escuchar y con silencios para reflexionar.

La unidad es belleza.


domingo, 19 de julio de 2009

La última encuesta de periódicos digitales de América Latina

El 42% de los sitios web funciona con tres periodistas o menos. El 24%, con entre 4 y 8 periodistas. El 56% logra autofinanciarse. El 33% no utiliza ningún formato multimedia. Así concluyó último informe que determina cómo trabajan los periódicos en Internet de Latinoamérica. A la espera de los resultados del relevamiento hecho en 2009 mostramos todos los detalles de cómo era la situación hace dos años, cuando se hizo el presente trabajo.

Según la tercera encuesta anual hecha por el diario colombiano El Tiempo a 43 diarios digitales líderes en 18 países de la región arrojó las siguientes conclusiones:

1. Vamos hacia la integración de las redacciones papel - digital. En este sentido, el 74% de los medios planea integrar sus redacciones online e impresa en el corto, mediano o largo plazo. De hecho, un 4% ya están integradas

2. Muchas redacciones sólo se limitan a copiar, pegar y hacer llamadas telefónicas, es decir, el periodista digital no sale a la calle a buscar noticias ni a realizar entrevistas. Sólo el 7% de las redacciones hace esto último.

3. Redacciones reconocen no tener recursos humanos para contener la avalancha del 2.0: el 39% de quienes no han incorporado blogs dice que cuentan con la tecnología para hacerlo, pero no con los mecanismos para controlar la participación de los usuarios

4. El 26% de los periodistas exige capacitación multimedia (editar videos y audios), el 22% en cómo escribir en Internet y el 11% en aprender a administrar comunidades online.

5. Más de la mitad de los periódicos (56%) dice que los ingresos de sus sitios Web ya son suficientes para financiar la operación. El 37% aclara que no les alcanza o que directamente no generan ingresos.

6. Alerta: El 70% no reconoce las amenazas potenciales que ofrece Internet para su negocio de clasificados y el 57% carece de comercio electrónico.

7. El 42% de los sitios web funciona con 3 periodistas o menos.

8. El 24% cuenta para su operación web con entre 4 y 8 periodistas.

9. El 50% de los sitios web de periódicos en América Latina dice haber incorporado blogs.

10. En el 61% de los sitios web, la mayoría del contenido es el de su edición impresa. Solo en el 27% de ellos, la mayoría es contenido propio.

11. El 30% de los periodista cree que hay que controlar los contenidos generados por los usuarios, para que no causen más daños que beneficios.

12. El 59% dice que ha instaurado algún sistema de limpieza de foros del lector y comentarios en blogs.

13. Lectores: el 62% de quienes tienen blogs dice que estos son editados.

14. Las causas por las que se eliminan comentarios son el uso de lenguaje soez (53%) y amenazas (7%).

15. La temática de los blogs de los sitios de periódico son entretenimiento (39%), deportes (26%), temas de la vida diaria (22%) y editorial/opinión (13%).

16. Las razones por la que periodistas escriben los blog son: la ausencia de espacio en el impreso (48%), la publicación en tiempo real (24%), el aumento de la credibilidad del medio (14%), y ser fuente de contenido para la edición impresa (14%).

17. El 64% de los periódicos online de América Latina permiten que los usuarios comenten las notas.

18. Quiens no lo hacen citan razones como no disponer de la tecnología para hacerlo, del recurso humano para limpiar comentarios indeseables o la falta de interés de las empresas propietarias del medio.

19. El 48% de los diarios online publican el correo electrónico de los autores de las notas; el 51% no lo hace o lo hace ocasionalmente.

20. El 59% dice publicar permanentemente artículos o fotos de los usuarios.

21. El 62% considera que el contenido generado por sus usuarios es significativo en términos de tráfico y volumen.

22. El 60% de los sitios ha reutilizado alguna vez contenido de blogs o foros en su edición impresa.

23. El 67% ya instauró algún sistema de registro de usuarios.

24. Para el 61% de las empresas periodísticas, la interacción con el lector es una forma de sumar credibilidad. Para el 4% no representa mayores beneficios.

25. El 57% no reescribe los textos de su edición impresa.

26. A la hora de mirarse al espejo se ven muy bien en la actualización de noticias (en promedio, 4,19 sobre 5), algo flojo en la producción de contenidos multimedia (en promedio 2,28 sobre 5) y no mucha independencia frente al impreso (2,98 sobre 5).

27. El 41% utilizó su web para definir prioridad de temas en su producto impreso.

28. El 37% lo ha usado para publicar denuncias.

29. El 26% no lo usó para mejorar la edición impresa.

30. El 52% tiene columnistas que sólo publican en su sitio web.

31. El 49% de los diarios online genera contenido para teléfonos celulares (SMS), el 38% para WAP y el 32% para PDA (Palm y otros dispositivos).

32. El 63% de los sitios web ofrece titulares vía e-mail.

33. El 57% genera contenido para celulares.

34. El 52% tiene RSS y el 54%, páginas en PDF.

35. El 42% de las redacciones impresas genera contenido en tiempo real varias veces al día para la edición online (sinergia).

36. Sólo el 7% de los medios digitales enfoca su actividad periodística en la reportería.

37. El 29% cubre noticias las 24 horas en su sitio. Hace cuatro años era sólo el 10%.

38. El 66% se considera autónomo frente a su contraparte impresa en la definición de ángulos y titulación, jerarquía de notas y reescritura de textos. No se considera autónomo el 28%.

39. El 52% utiliza animaciones en Flash.

40. El 39% utiliza audio y el 24%, video.

41. El 33% no utiliza ningún formato multimedia.

42. Los contenidos propios son: últimos momentos (80%), entretenimiento (48%) y deportes (39%).

43. La sección deportiva es la más visitada en el 37% de los sitios y la sección Política, el 26%.

44. El 66% piensa contratar a más periodistas.

45. El promedio de edad es de 20 a 30 años en el 71% de los diarios digitales. Hace cuatro años ese porcentaje era 87%, por lo que aumentó la participación de periodistas mayores de 35 años.

46. Ningún periodista tiene formación en periodismo digital en el 55% de las redacciones.

47. De los diarios que trabajan con contenidos multimedia, el 47% lo hace con un equipo diferente a sus periodistas.

48. El 17% identificó la amenaza en un competidor local. Y el 9%, en un competidor internacional.

49. El 68% no ve a Google Noticias como un competidor.

50. En el 20% de los medios, los ingresos por comercio electrónico no superan los 20.000 dólares por año. Sólo un caso excepcional recibe ingresos anuales por más de un millón de dólares por comercio electrónico (¿Clarín será?).

51. El 58% publica en Internet los clasificados de la edición impresa.

52. En el 61% de los sitios, el usuario puede ordenar la publicación de clasificados en este mismo medio o en el diario impreso. Pero no hay venta conjunta de publicidad en el 48% de los casos.

53. El 11% reconoce a los clasificados online como parte significativa de sus ingresos totales y el 54% dice que lo será así en los próximos cinco años.

54. Lo que más se comercializa en los diarios online son CD, DVD y libros (20%) y productos electrónicos (15%). El 78% de los compradores están en la misma región o país.

55. El 54% dice que en su país el mercado de la publicidad online no es grande pero crece rápidamente. Para el 22%, la publicidad online no tiene gran mercado y crece lentamente. Otro 22% afirma que ya es un mercado significativo y afecta a otros medios.

56. La audiencia es nacional en el 69% de los sitios web y sólo en el 24%, la mayoría de su audiencia proviene de otros países.


La investigación fue hecha en 2007 por los periodistas Guillermo Franco y Julio César Guzmán, con el apoyo de su empleador, la Casa Editorial El Tiempo, propietaria de El Tiempo y eltiempo.com. Contó con el apoyo de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (Fnpi) y del Grupo de Diarios de América (GDA).

jueves, 16 de julio de 2009

"Sin nuevas fuentes de ingresos, el periodismo de calidad se marchitará"

Otra vez, gracias a PaperPapers caí a una nota en el que Lionel Barber, editor del Financial Times, en Press Gazette, se lanzó a hablar de la esencia del periodismo en estos tiempos de web 2.0, donde la gratuidad de Internet y la mezcla de periodista en los medios y lectores en los blogs, y también ambos a la vez en un diario digital, hace peligrar la calidad del trabajo informativo.

Son de los pocos que defienden el periódico digital pago para validar el trabajo de calidad

.Algunos de sus apuntes son los siguientes:

"La mayoría de los bloggers no proceden con las mismas normas de quienes aspiran a practicar el periodismo. A menudo informan un rumor como un hecho, con el argumento de que los lectores o los compañeros de redes pueden intervenir para corregir los "hechos", si se equivocan. Rara vez se dedican a la búsqueda de la noticia original: se inclinan más por opinar que informar".

"Es vital que las organizaciones tradicionales de noticias aprovechen las competencias de los nuevos medios de comunicación para asegurarse de que el periodismo de calidad puedaprosperar. Esto requiere un dominio de la tecnología y una voluntad de repensar radicalmente el modelo de negocio que ha sufrido este tipo de periodismo".

"Un mejor camino a seguir para las organizaciones de noticias es centrarse en lo que hace que su marca sea diferente al resto. Podría ser el deporte o la cobertura de las celebridades, por ejemplo. El primer paso vital es averiguar qué es especial, distintivo y original. Lo segundo es establecer una plataforma en Internet capaz de cobrar por el contenido, ya sea en un pago por artículo o un paquete de suscripción" (por fin alguien se anima a decirlo).

"Sin nuevas fuentes de ingresos, el periodismo de calidad se marchitará. No debemos hacernos ilusiones sobre el precio que pagaría por ello. No se mide en términos de puestos de trabajo, sino en algo más valioso y duradero. El periodismo forma parte de la savia de las sociedades libres. El periodismo no es perfecto ni nunca lo será. Por su naturaleza es a menudo incómodo, especialmente para aquellos en posiciones de poder. Pero es importante y lo voy a defender a rajatabla".

miércoles, 15 de julio de 2009

Pegadísimos

Mdz y UNO son casi dos sitios gemelos a la hora de consultar su impacto en Internet, tanto el Google Trend como Alexa. Y es probable que lo siga siendo un buen rato más.

Lo sorprendente es cómo ambos sitios se van aproximando a Los Andes.

¿Esto significa que todos los diarios digitales de Mendoza son iguales?

Quizá ya sea hora pensar en contenidos que hagan diferenciar uno del otro. Se trata de pegar el gran salto: o nos quedamos como periódicos provinciales o nos transformamos en un periódico grande, como los de Buenos Aires o el exterior.

El que esté más cerca de LaTercera.cl, Emol.cl, Clarin.com o LaNacion.com.ar que cualquier periódico provincial va a ser el que saque las diferencias de visitas.

¿Y dónde hay que trabajar más para sacar diferencias?

Sacando lo meramente "noticias de último momento", en todo.

(Imagen de arriba: google trend últimos 30 días. Abajo: Alexa, junio de 2010)

lunes, 13 de julio de 2009

Para qué Twitter en los diarios digitales

Para comunicarle a los seguidores qué es lo que el diario está preparando, para informar sobre el reciente informe especial que elaboró ese medio y para invitar a los seguidores a que colaboren enviando imágenes o testimonios para un reportaje específico, evitando repetir los contenidos que publica ese medio en su sitio web y adoptando el lenguaje y la forma de lectura de Twitter.

Esto es lo que propone el argentino nacido en Córdoba, José Luis Orihuela para que Twitter sea una buena herramienta en los medios, según reprodujo una entrevista el fabuloso periódico El Comercio de Lima.

¿Qué distingue a Twitter respecto de los blogs y Facebook? En que adopta muchas de las características de los blogs (permite generar micropost), las redes sociales (genera un conjunto de seguidores) y la mensajería instantánea (el intercambio de ideas en 140 caracteres). Es decir, es un pack potente y efectivo, si se sabe usar. Porque la clave en saber "comentar cosas interesantes, divertidas y útiles, utilizando menos de 140 caracteres".

Aquí explica por qué Twitter se ha convertido en un sistema global de alta temprana:


sábado, 11 de julio de 2009

Un diario con micrositios en vez de secciones

Tras linkear navegué hasta el sitio Mediashift, una bocanada de aire innovador para los diarios digitales, y en un artículo, Roland Legrand propone un nuevo tipo de periódico online: desprenderse de las secciones (cuya idea base viene de lo gráfico) y sustituirlo con micrositios específicos, escritos por periodistas casi a lo Twitter y muy hipervinculado a wikis, con mucha participación de los lectores. Sería una construcción de la noticia hecha por el periodista y corregida por el usuario (un punto riesgoso, porque no todos los usuarios actúan de buena fe).

Propone cinco cosas:

1. Crear micrositios en lugar de secciones, "centrados en un tema específico de interés para nuestras comunidades" (servicios financieros, tecnologías para empresas, tecnologías para usuarios. "¿Por qué no tener un sitio web para orientar mejor a cada uno de los miembros de la comunidad de los intereses?", dice Legrand, que admite que a los anunciantes criticarían esta forma de hacer periodismo porque así se termina la audiencia masiva. Sobre ésto comenta lo siguiente:

"El comportamiento de la audiencia - leer, comentar, participar en discusiones de chat, etc - ofrecen reflexiones que son pertinentes para la planificación de las campañas de los anunciantes. El único problema es: los anunciantes deben estar convencidos de estas nuevas posibilidades".

2. Flujos de contenidos. "Las noticias sobre cada uno de los sitios más especializados o redes sería como una corriente de blog o microblog puestos. En otras palabras, se vería más como Twitter, Facebook o FriendFeed, más que una colección de artículos periodísticos. Por supuesto, los puestos podría ser más largo que los famosos 140 caracteres de Twitter". Y propone que otros periodistas intervengan también con la herramienta Publish2, un sitio que permite a los usuarios organizar y compartir enlaces a través de un acceso directo en la ventana de su navegador de Internet. Estos vínculos pueden ser marcados, editado y seleccionado para publicación de noticias en una página web como un widget.

¿Qué ventaja trae ésto? Según Legrand, "este modelo permite reaccionar muy rápido con el formato de noticias de último momento a lo Twitter, Facebook o blog: el flujo de desplazamiento permitiría a los periódicos una actualización mucha más rápida que haciéndolo como se realiza convencionalmente". Eso sí, estaríamos muy acostumbrados a poner "ampliaremos" debajo de los títulos. Un detalle para analizar.

3. Usos de los wikis de contexto, para dejar de publicar noticias estáticas y sumar información de contexto y antecendentes. "Un formato wiki permitiría tanto la sala de prensa y la comunidad para aportar su experiencia". Aunque claro, todo depende de la buena voluntad del lector.

4. Interactividad sincrónica y asincrónica. Mejorar la experiencia interactiva con sitios como Metaplace, que convierte la dimensión lineal de un chat en un escenario virtual que podría ser zonas conocidas por los mismos lectores (como por ejemplo, la Arístides y los boliches de Chacras de Mendoza) o inclusive el mismo escenario de la noticia que se está tratando y comentando (aquí nos fuimos muy lejos, pero todo es posible).
"Un periódico puede fácilmente transformar una de las acciones Metaplace "mundos" para que coincida con el aspecto y estilo del periódico y organizar sesiones de chat".

5. Mayor control a los lectores. Lo más riesgoso y difícil. Pero admitamos que es una tendencia. "La idea es hacer de la experiencia de participación más centrados en el usuario: permite a los usuarios decidir cómo la experiencia de la información, noticias y debate corrientes", explica Legrand.

El sitio Columbia Tomorrow aplica estos consejos. Para echarle un vistazo, ¿no? Este video lo explica en dos minutos.


sábado, 4 de julio de 2009

Dos bien y una mal

Una noticia del diario porteño Crítica hoy repercutió en los tres principales periódicos digitales de Mendoza.

Como figura en la imagen y en los enlaces respectivos de cada medio se advierte que UNO y Mdz citaron a la fuente (el diario de los Terranova incluso hizo un enlace al ex periódico de Lanata), mientras que Los Andes se limitó a "pluralizar" y "anonimatizar" la misma con el viejísimo "diarios porteños" en lugar de Crítica.

Wikipedia no es la gran cosa, como todos sabemos, pero sobre este tema ha escrito bastante. ¿Y qué dice?

"Publicando datos erróneos estamos desinformando a la audiencia, incumpliendo con uno de los valores clave del ejercicio periodístico".

Si el problema es porque en el periódico mendocino de Clarín está probibido citar las fuentes de otros medios, el mismo texto dice:

"Cuando el periodista tiene autorización para nombrar la fuente es la situación ideal porque aumenta la credibilidad y cuenta con un mayor valor informativo".

No creo que haya prohibición para nombrar a otros medios como fuente. Lo que existe es vanidad. Y ya ven que en Internet es imposible esconder fuentes.

viernes, 3 de julio de 2009

Otra más de Chavez

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, solicitará al Parlamento que elabore una "ley sobre delitos mediáticos", en la que "se tipifiquen acciones y conductas que puedan ser juzgados como faltas penales", informó un comunicado de su despacho este viernes.

La fiscal lamentó que algunos mensajes que transmiten los medios de comunicación sólo puedan castigarse con sanciones administrativas y no penales, y se ofreció para presentar al Parlamento un proyecto de ley que las contemple.

"Los medios de comunicación tienen que ser para educar, distraer, recrear e informar de manera objetiva, imparcial y verazmente", aseveró Ortega.

Ortega, quien habló en su programa semanal de radio, criticó igualmente una publicidad en defensa de la propiedad privada que fue prohibida este viernes por la autoridad venezolana de telecomunicaciones.

"No se puede seguir engañando a los ciudadanos a través de publicidades engañosas difundidas en algunos medios. Este tipo de campaña generan en la población angustia, zozobra, miedo y pánico", indicó la Fiscalía en el comunicado. (fuente: AFP-NA)

miércoles, 1 de julio de 2009

Así asumieron la derrota


Lo vi hace un rato en PaperPapers. Sí, fue la tapa del lunes post-elecciones de un diario de Santa Cruz, que no dejó que Eduardo Costa, el ganador de las elecciones allí, pudiera poner anuncios de campaña en ese medio.

Hagamos la más difícil: sabiendo que este gobierno presiona a la prensa, ¿cómo debe ser para un periodista trabajar en Santa Cruz (y ya que estamos, también San Luis)? Me cuesta sacar un argumento de defensa.

Lo único que queda es la primera impresión que vos estás notando ahora:

periodismo con el gobierno = suicidio

Ya que estamos, para que no nos olvidemos quá pasó en el mundo durante ese día, echemos un vistazo a las rotativas.



e