viernes, 27 de agosto de 2010

¿Cuántas visitas tienen hoy LosAndes.com.ar, Mdzol.com y Diariouno.com.ar?

Mdzol fue el que más creció en el último mes
Es el gran dato que siempre quise publicar en este blog. En fin, luego de que conseguí las visitas únicas de uno de los tres grandes de Mendoza (prefiero omitir la fuente) utilicé la regla de tres simple para sacar los datos de los dos restantes, a partir de su ubicación en el ranking de Alexa. También coincide con la información registrada en Compete.com, de similares características a las de Alexa.

Los resultados son coherentes con los que se muestra en el gráfico. Así que espero haberle dado en el clavo.

Según mis cálculos así están según lo registrado el 26 de agosto:

1) Los Andes On Line .....14.603 (ranking Alexa)................. 115.463 visitas únicas
2) Mdzol.........................22.035 (ranking Alexa).......   89.438 visitas únicas
3) Diario Uno................. 27.213 (ranking Alexa).......   75.139 visitas únicas

domingo, 22 de agosto de 2010

Bochazo a Twitter

Hoy leí de Walter Gazzo (Mdzol) su pronóstico de Twitter. Ciertas repercusiones negativas de usuarios famosos llevaron a que algunos de últimos cierren sus respectivas cuentas -entre ellos, Andrés Calamaro.
Yo no creo que Twitter se acabe. Simplemente creo que los usuarios deben reordenar su uso, es decir, utilizarlo como una herramienta de comunicación en lo que les puede servir y nada más. En realidad, todo Internet es una herramienta de comunicación y de acuerdo a cómo lo utilice uno es que termina resultándole muy negativo, negativo, positivo o muy positivo.

jueves, 19 de agosto de 2010

Recontracomprometidos (con lo que venga)

Los otros periodistas

Luego de trabajar durante años en medios de comunicación recién ahora vengo a conocer a esos periodistas que se dedican full time a la docencia y a su familia, y que por distintas razones jamás pudieron trabajar en algún diario o canal de televisión de Mendoza.

Son los periodistas-maestros. ¿En qué se diferencian de los que abundan en las redacciones? Ahí te tiro algunas:

1. Son periodistas genuinos, ya que jamás perdieron el espíritu universitario, que se traduce en trabajar con calidad y sin influencias de factores de poder u otros.

2. Son personas jodidas, como los de las redacciones, pero también son más humildes, porque sus nombres y apellidos nunca firmaron una nota en un medio grande, por lo que también son de perfil más bajo.

3. No se muestran entusiasmados en trabajar en los medios como diario Uno, diario Los Andes, Mdzol, Canal 9 o Canal 7. Ellos saben que en esos medios tenés la puerta abierta si querés trabajar gratis o mal pago pero sin obra social. Esto es por dos razones: sienten la dignidad de la profesión y la defienden ante todo, y además porque realmente desconfían de la independencia editorial de esos medios mendocinos. Todos tienen algún amigo o conocen a alguien que trabaja o ha trabajado en esos lugares y reconocen su impotencia por trabajar con dignidad e independencia. E inclusive muchos sienten vergüenza de que existan empresarios y ex políticos con mucho poder al mando de algunos multimedios.

4. Si sienten bien trabajando en la escuela porque saben que es útil para los que más necesitan aprender la comunicación, que son los adolescentes y jóvenes mendocinos.

5. Son demasiados críticos de los medios locales, hasta el punto de destacar lo negativo y no lo positivo. Quizá eso ocurre porque en el fondo saben que lo positivo es imposible que se proyecte al largo plazo, como lo fue en su momento la sección Vidas Solidarias (diario Los Andes), a cargo de tres periodistas brillantes, de las cuales una pasó a ser editora en ese medio, otra se marchó a otro medio local en busca de más independencia y por último, la restante, terminó haciendo un master en Estados Unidos y actualmente trabaja en un medio de Whashington. Es que hay periodistas que les gusta triunfar en Mendoza, pero nunca el techo va a ser aquí.

6. También reconocen que como docentes se puede llevar una vida más independiente y además, ganar un sueldo igual o mejor que adentro de las Redacciones. Este caso lo estoy viviendo yo, en particular, que con 28 horas cátedra voy a ganar más por mes que cuando era jefe de noticias en DiarioUno.com.ar. El periodista novato recién a los 30 años se da cuenta de lo que es autosostenerse para toda la vida y allí es cuando empieza a cuestionar su absoluta entrega a los medios, sabiendo que allí no es donde mejor se paga a los periodistas.

7. No podemos dejar afuera aquí a los que se dedican a la comunicación corporativa. Muchos de ellos le hicieron prensa a un ex ministro o arrancaron su vida profesional en las grandes redacciones, pero prefirieron cambiar a un trabajo más aburrido pero con un sueldo tres veces mejor y con la posibilidad de disfrutar el sábado y domingo con sus familias.

8. Son personas que entienden mejor lo que es la misión del periodismo en general, ya que no están corrompidos por la corrupción de poder que emanan desde las redacciones. No son relativistas y entienden muy bien lo que es bueno y lo que es malo.

En fin, podría nombrar más casos, pero vale la pena tenerlos en cuenta porque son a la vez periodistas-espejos del periodista convencional de las redacciones. Prefieren autollamarse "comunicadores" o "licenciados en comunicación social". Son personas más tranquilas y menos aceleradas que las de las redacciones. Tienen tiempo de pensar, de elaborar un juicio crítico, de ver la realidad tal como es y de paso, de reírse un poco del poder. Además se sienten con la conciencia tranquila por estar haciendo algo útil para la sociedad. En mi caso, es difícil admitir que hace un tiempo yo hacía cholunotas, como las fotos sexys de la ex reina hot de Luján, o una galería de 20 fotos de Pamela David con el sólo objetivo de generar más clics de visitas a la página. Ahora a los pibes les estoy enseñando a pensar y me duele haber hecho todo lo contrario desde los medios anteriormente. Es que, sinceramente, ningún periodista adentro de la Redacción se plantea si su labor hace bien o hace mal.

sábado, 14 de agosto de 2010

Ciudadano Diario y Esteonline.com.ar, con nuevos aportes pero sin lo más importante: periodismo

El nuevo diario amarillista de Mendoza, en Internet
Finalmente Ciudadano Diario relanzó su web en Internet, a través de Joomla, con un formato sensacionalista en su versión impresa y tirando a amarillista adentro de Internet. No es un diario nuevo, pero su relanzamiento es más que eso: un cambio de concepto, al menos, en lo que hace a lo formal (diseño y presentación). Luego del tremendo éxito de Crónica y Crónica TV en Buenos Aires nunca a nadie se le había ocurrido lanzar un periódico para el sector popular y de bajo nivel cultural en el Lejano Oeste. Como en Mendoza las cosas se hacen a medias, o a medias-mal, este nuevo Ciudadano Diario mostró su nueva piel amarilla con periodistas aún muy ingenuos y con poca carrera para manejar el lenguaje ingenioso, humorístico y a la vez informativo del sensacionalismo -como sí lo hace a la perfección los chilenos de La Cuarta-, también sin periodistas que se animen a ser narradores de curiosidades o historias de vida extrañas -como los clásicos "Apareció un ovni en Lanús" de Crónica- y sin fotógrafos que busquen la imagen que distingue a un sensacionalista de un convencional, como el de la kiosquera agarrándose los pelos tras ver un accidente, más que el de los coches chocados (como lo hace Crónica).

Lo único que conozco de Ciudadano Diario es que mudó su Redacción a la redacción multimedia de Uno, en Las Heras (en el mismo año en que el diario de los Vila dejó afuera a dos de sus tres jefes de noticia), así que lo primero que se me viene a la cabeza es lo que en realidad más refleja su versión online: una página hecha con pocos recursos humanos, que seguramente estarán abocados a los últimos momentos y no a la forma ingeniosa de escribir que merece este formato.

Hoy sábado entré a la web y encontré noticias viejísimas y secciones vacías, como Tecnología (aún en Mendoza hay pocos periodistas que se animan a escribir de Tecnología).

La sección Juegos de la web de la Coope.
Conclusión: un producto hecho con dos mangos y lejos de ofrecer un buena investigación, o algo que mínimamente se llame "periodismo". Esto sigue corroborando que en Mendoza hay muchos emisores y poco periodismo. ¿Qué rescato de bueno? La sección Juegos. De hecho que uno de los contenidos especiales que en su momento ofrecí para Uno era el de hacer una sección de Juegos y que ahora quedó en la carpeta de Juan Quibar. En este caso lo que se llega a través de la web de la Radio Cooperativa. Yo hubiera puesto Juegos en el menú principal de Ciudadano y no adentro de una confusa carátula (medios online) que te lleva solamente a la de la radio la Coope. Un diario digital debe ofrecer a sus lectores todo lo que se puede hacer en Internet, por lo que no es recomendable complicarle el camino si hay algo bueno e innovador por mostrar (sobre todo para la audiencia joven, que es la que más cuesta conquistar).

También rescato el chat dentro de la web de la Coope, que también podría integrar el menú principal de Ciudadano Diario. Si quieren ser una imitación del diario "firme junto al pueblo", ¿por qué no aprovechar con chat y más 2.0? En el Uno, cuando estuve como jefe de noticias, no hubo modo de frenar la sección En Debate, que era una suerte de chat. Así es, el lector quiere su lugar en la home, aunque sea para decir estupideces. No está mal que se habilite una sección-muro-de-graffittis. En el 88, don Eduardo Betles, director de la Emisora del Sol, decoró la parte superior de la galería Caracol con afiches blancos y dos días después estaba repletos de graffitis y mensajitos de sus oyentes. Los diarios aún no se avivaron con eso.

Portada de Esteonline.com.ar
Y siguiendo esta línea de encontrar muchos medios y poco periodismo tenemos a EsteOnline un menú de noticias de esa zona de la provincia: por un lado, información gubernamental y por otro, artículos que inciden directamente en la familia, como los que aparecen en la sección Urbano (Motivos de separación de un matrimonio  y el sexo durante el embarazo). La familia como temática aún no está instalada en los medios mendocinos y es buena la visión de estos muchachos del Este. Y lo más innovador, en su columna derecha, una serie de ítems como agenda, cine, festivales, teatro, música y vendimia. Si yo fuera el director de esa web directamente hubiera lanzado Urbano: Vida y Sentidos, en vez de EsteOnline. Porque al fin y al cabo a todo el mundo le va interesar más buscar en Internet lo que puede hacer en San Martín, Junín, Santa Rosa, Rivadavia y La Paz, que lo que dijo o inauguró algunos de sus intendentes. Por otra parte, vale decir, en Mendoza aún no están en plena madurez las webs que te informan qué hacer a la noche.

La pregunta que me hago es: si surgen medios departamentales para poner sólo noticias corrientes, ¿algo estará fallando en las corresponsalías de los grandes periódicos de Mendoza?

Puede ser. La respuesta es una sola: faltan reclutar más periodistas de toda la provincia. Y la realidad demuestra todo lo contrario: cada vez achican más.

Con este escenario prácticamente nunca tendremos buen periodismo en Mendoza. Porque aún no es un negocio aquí y quizá porque en el fondo no conviene que la cosa avance en la calidad, sino ¿qué empresa y qué intendencia puede estar libre de culpas, aquí?.

viernes, 13 de agosto de 2010

Diarios digitales vs los adolescentes

Esta mañana en la escuela le pregunté a mis alumnos de noveno (14 años, en promedio) qué diario digital conocen y han leido en Internet. Tardó mucho en llegar la respuesta. Hasta que uno de ellos dijo "El Sol Online". Me sorprendió porque ese periódico no figura entre los más visitados de Mendoza. Se me ocurre que puede ser el efecto de Canal 9. Después les pregunté cuál conocen y me volvieron a responder El Sol y también Diario Uno. Ninguno dijo Los Andes, pero conocen la marca.

Nadie sabía nada de Mdzol. Creo que hoy se enteraron por primera vez que existe.

Les enseñé qué es un diario digital. ¿Qué es multimedia para estos chicos? "Todo lo que puedo mandar con el celular", "la música que se escucha en el celular" y "no sé" fueron las respuestas. Me llamó la atención que no lo vincularan con Internet, ya que allí la palabra multimedia figura en varios lugares.

La mayor sorpresa fue cuando pregunté qué es un blog: nadie respondió. "¿Conocen algún blog?", se me ocurrió insistir. Silencio, again. Antes de rendirme se me ocurrió preguntar por los fotoblogs y allí saltaron tres chicas, que afirmaron tener sus fotoblogs. Es decir, seguimos con las fotitos que van de celular por celular y de celular por Internet.

Por último les pregunté qué significa interactividad y 2.0. Cero respuestas. Pero entendieron muy rápido porque es algo que forma parte de su vida.

Una de las cuentas pendientes del periodismo es realmente conquistar a la audiencia adolescente. Y por lo que se ve es bastante el camino por recorrer.

viernes, 6 de agosto de 2010

Diarios digitales vs la escuela

Títulos de noticias comentables de
diarios digitales de Mendoza
“Nuestro criterio más importante es que las noticias sean comentables”, fue la primera orden de arriba que recibí apenas arranqué en el multimedio en noviembre de 2007. Me dije a mí mismo “habrá querido decir buen periodismo + que sea comentable”. Pero no fallé en cuanto a la intuición de fondo: se buscaba que cualquier verdura generara clics. Pero yo seguí insistiendo en mis principios periodísticos: si una noticia es de buena calidad entonces también será comentable. Y lo confirmé tres años después cuando metí la nota de los psicólogos que hablaban de matrimonio homosexual, que fue la que más comentarios logró en Facebook hasta el momento (y bochada de ser publicada en el impreso por la postura editorial –no declarada públicamente- de apoyo a la boda gay).

La cuestión fue que con el tiempo nos acostumbramos a prevalecer lo comentable por sobre el buen periodismo porque, como ustedes saben, produciendo y publicando una noticia local cada media hora era imposible hacer buen periodismo.

Después recibí el segundo golpe de timón que alejaba definitivamente a ese diario de los lectores: la prohibición de publicar una foto de chicos de la escuela Eva Perón porque ellos no son lectores del diario (finalmente metí la foto adentro de la sección, como se ve en el enlace anterior). En una reunión, a los jefes de noticias nos llegaron a decir que “no hacemos periodismo para los que viajan en colectivo”. Y al año siguiente me robaron el auto y estuve seis meses sin coche. Y a la vez era un jefe de noticias que trabajaba para los que no tienen vehículo propio.

El sentido crítico en la escuela
En los últimos tiempos en el diario había un periodista a mi cargo que no andaba bien. La sugerencia (para no recibir orden) de arriba era “meterle un palo en el culo”. Lo que yo hice fue sentarme a su lado y transmitirle mi experiencia. Reconozco influencias de Chiara Lubic en esto: hacerse uno con el otro, es decir, buscar la unidad con la otra persona. Finalmente este periodista empezó a mejorar un poco (fue el primero en Mendoza en salir con una filmadora a hacer encuestas callejeras para medios online). Y a partir de allí empecé a soñar con la docencia.

Pasó el tiempo y esta semana empecé a dar clases de Lengua y de Periodismo en un colegio público, secundario, de Guaymallén. Las preceptoras me decían “¿usted es comunicador?” y yo les respondí “comunicador somos todos, yo soy periodista” (me remití a mi maestro Gonzalo Peltzer, de PaperPapers). Y a diferencia de lo que fue la Lengua y Literatura que aprendí hace 20 años en el Martín Zapata, ahora a los pibes se les enseña la lengua para comunicar, para entender la comunicación y para ser críticos.

El programa incluye asignatura referida a los medios de comunicación –inclusive digitales- y ahora tendré que enseñarles a los chicos de primero del Polimodal a consumir los medios de comunicación con sentido crítico, porque así lo ordena la DGE.  ¿Con qué cara les voy a decir que “ustedes” –por ser menores de edad y de un nivel social medio y medio bajo- no pueden leer algunos periódicos online porque vienen al colegio en colectivo, porque no tienen poder adquisitivo y porque yo les estoy enseñando a criticar ese medio y no a que se limiten a comentar sin sentido crítico? Cuando llegue el momento se los tendré que decir.

Noticia comentable sacada de PrimiciasYa.com, la
web de Jorge Rial
La escuela, por suerte, apunta a que los periodistas –o mejor dicho, los directores de los medios digitales- en algún momento se planteen la necesidad de hacer buen periodismo para generar comentarios con sentido crítico y clics orientados a noticias trabajadas y no a noticias “copiadas y pegadas” de Minuto Uno o PrimiciasYa.com, con una buena galería de tetonas y culonas. Lamentablemente Los Andes Online y Mdzol bajaron de nivel por la prioridad que le hacen sus lecturas a esas foto-calienta-noticias. ¿Eso influye o baja la calidad de la audiencia, realmente? Quizá no, se me ocurre, pero los efectos no deseados que ello arrastra está en la imagen que deja ese medio, al darle espacio y privilegiar contenidos (y también una forma de hacer periodismo) que evita los dos grandes puntos de vista (argumentación), los detalles que comprueban lo informado y la agenda abierta para todos los sectores, sin discriminar por ideología o poder económico.

Por suerte la escuela, en este sentido, le está poniendo límites constructivos a los medios digitales. Sólo hay que tener paciencia.

martes, 3 de agosto de 2010

Sólo sirve compartir y no competir adentro de las Redacciones integradas

Redacción integrada del diario austríaco Osterreich

Uno de los objetivos que teníamos en los primeros tiempos del periodismo digital en Mendoza era hacer sinergia con la Redacción papel. En Los Andes, cuando estuve, costó muchísimo y de hecho nunca se logró hasta que me fui. En el quinto piso estaba yo solo haciendo el online y abajo, en el tercero, toda la Redacción leía Clarín Digital. Como todos sabemos, Mdzol.com obligó a los periodistas mendocinos tener dejar de mirar mucho ese diario porteño y otros más y fijar la atención en lo que estaba pasando acá.

En mi etapa siguiente, en la famosa Redacción Multimedia de Uno, desde arriba al parecer la intención fue hacer plena la sinergia. Inclusive esto trascendía hasta el canal América, en el que accedíamos a sus videos por intranet y también a una agenda de temas para publicar cada tarde. ¿Con todas estas herramientas a favor ésto se llevó a cabo a la perfección? No y ahora les digo por qué: por la actitud del periodista.

La sinergia no es una decisión empresaria, sino una cuestión de ética. Ahora podrán enseñar mucho en las universidades, podremos leer mucho en Internet sobre el asunto, pero definitivamente los resultados se ven desde otra cosa que no enseñan en la universidad pero que sí viene desde la casa: la educación, los gestos, los valores, el trabajar por el medio y para los lectores vs el hacerlo para vender el apellido y la imagen del propio periodista.

En mi caso, por ejemplo, noté mayor predisposición en la producción de la radio, ya que al periodista y al productor radial no le interesan la fama sino responder a la audiencia en el instante. Al periodista digital también le interesa ésto, aunque cada vez crezcan más los que se enamoran de la estrella propia. Al igual que en la radio, pero en un ritmo distinto -si se puede llamar así- la producción de los noticieros televisivos también se ajustan al ritmo del periodismo online, por lo que no les cuesta compartir información en el momento necesario. El problema está donde siempre estuvo: en el papel.

El diario impreso es el que más piensa lo que difunde. También, el que más estructura soporta (periodista, jefe de sección, jefe de noticias, pro secretario de Redacción, Secretario de Redacción y director vs productor, conductor y productor general). Pero lo peor de todo es que esta burocracia no parte de arriba, sino que de abajo, del mismo periodista. Recuerdo que como jefe de noticias muchas veces tenía que hacer de periodista -por falta de personal- y llamaba a las fuentes policiales para una nota y ellos me decían "¡pero acabo de pasarle ese dato a la sección Policiales!". Cuando se trataba de una conferencia de prensa del gobernador y otra papa política, sólo podía hablar con el cronista recién cuando volvía a la Redacción y luego de que escribiera los dos primeros párrafos de su artículo. A la vez, resulta gracioso, estos mismos chequeaban lo que iba mostrando Mdzol.com -como si fuera una agencia de noticias- para corroborar o descartar algunos de los datos.

El periódico español 20 Minutos
Está bueno todo lo que hoy se publica en Internet sobre Redacciónes Integradas. Pero la verdad es que sólo un número bajo de periodistas son los que advierten la importancia de publicar ya lo que acaba de enterarse. La cuestión de fondo, es lo que sostengo yo, no está en la competencia periodística sino en desterrar esa estúpida idea del viejo periodismo de esconder una información porque quien la comunica es más importante que el hecho en sí, haciendo que el competir se transforme en un factor que debilita el resultado general de lo comunicado.

Algunos enlaces que hablan de Redacciones integradas.

El decálogo de las Redacciones integradas
Redacciones integradas en Austria, España y Alemania
Casos de Redacciones integradas
Conclusiones del XI Congreso de Periodismo Digital de Huesca
La integración de las Redacciones a debate
James Breiner: "Los periodistas hemos sido arrogantes"
El modelo de convergencia en el diario 20 Minutos
Clarín y sus Redacciones integradas