martes, 24 de septiembre de 2013

Realmente qué quieren hacer Nicolás del Caño y Luis Rosales

Si votaste al que salió tercero en las PASO te sugiero que entres a este Apunte, lo leas y lo pienses dos veces.

Nicolás Del Caño no es nuevo en la política mendocina. El estudiante de sociología en 2011 fue candidato a gobernador de Mendoza.  Y pasaron cosas, como  no aceptar una invitación de las comunidades judías, cristianas e islámicas para debatir con los otros candidatos de entonces –Luis Rosales, Roberto Iglesias, Carlos Ordóñez, Oscar Santarelli, Daniel Gaido y Francisco Pérez (quien luego obtuvo la elección)- porque consideró a la iglesia católica como “retrógrada”.
En esos días, el candidato trotskista propuso para solucionar la inseguridad abrir los archivos de la dictadura y “mandar a la cárcel a todos los genocidas y sus cómplices”;  para el gasto público apuntó a quitarle las propiedades a la Iglesia; en el tema viviendas, la solución pasó por expropiar “las más de 80 mil viviendas deshabitadas", en su mayoría pertenecientes a las “principales empresas constructoras inmobiliarias”; para el desarrollo económico propuso directamente estatizar todo el petróleo, gas y minería de Mendoza y para la salud, triplicar el actual presupuesto y para llevarlo a cabo sugirió una vieja fórmula comunista que en los hechos se traduce en fundir a las grandes empresas.
En tanto Luis Rosales, que llegaba como candidato a gobernador por el Partido Demócrata, en esos días propuso para el flagelo de la inseguridad aplicar rigurosamente la ley, tener más penitenciarías y más policías (y mejores pagos).  Para reducir el gasto público impulsó generar más actividades económicas para que así Mendoza tenga más recursos; el problema de la vivienda, la solución pasó por aplicar el modelo de San Luis para concretar una “revolución” de viviendas; para el desarrollo económico, impulsar las energías renovables y en hacer un mejor uso del agua; finalmente, para la solución para el tema salud, en desarrollar un polo de alta medicina en Mendoza y en centros de alta complejidad de primer nivel nacional.
Tras conocer los mendocinos estas propuestas, el 23 de octubre de 2011, Nicolás Del Caño obtuvo el 1,49% (14.772 votos) y Rosales, el 13,84% (136949 sufragios). Casi dos años después, en las internas abiertas, simultáneas y obligatorias del 11 de agosto último, la cosa se dio vuelta completamente:  Del Caño alcanzó el 7,61% (74.038 votos) y Rosales, el 47,53% de los que votaron al PRO- Partido Demócrata, que a nivel electorado resultó ser el 6,85% del mismo (66.574 votos).
A nivel partido político, sólo 7.464 votos separan el Frente de Izquierda y de los Trabajadores respecto de PRO Partido Demócrata. Es un número menor a lo que fueron los votos en blanco (10.986),  los nulos (38.373) e inclusive los que obtuvo el que salió último, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, que impulsó la candidatura del médico Gerardo Uceda (9.964 votos).
Tomando esta escasa diferencia de votos está claro que la gran pulseada de las próximas legislativas del 27 de octubre estará entre los candidatos Rosales y Del Caño, que en términos ideológicos son la centro derecha contra la extrema izquierda. Y en cuanto a propuestas e iniciativas –tomando en cuenta lo que propusieron como candidatos a gobernador, hace dos años- son las siguientes:
Seguridad
"No hay razón que justifique que Mendoza sea una de las provincias más insegura de Argentina. La política parece no tener respuestas”, dijo Rosales en uno de los debates entre candidatos que se hizo en la televisión abierta de Mendoza.
“Prácticamente todos coincidimos en que hay que tener más policías, con mejor paga y hay que tener más penitenciarías -que sean lugares de rehabilitación-“, expresó el demócrata. Y agregó que  “hay que mejorar y hacer más eficientes los procedimientos”, ya que “en todo esto estamos prácticamente de acuerdo entre todos”.
“El tema es que disponiendo estas herramientas hay que saberlas utilizar, hay que utilizarlas sin miedo y con más vigor, es decir, aplicando la ley más rigorosamente, simplemente la ley, todo dentro de la ley. Estamos paralizados los mendocinos: por miedo a los que nos pasó en el pasado no nos animamos a enfrentar el presente ni el futuro", sostuvo Rosales.
En tanto, Nicolás del Caño apuntó a dos culpables de esta compleja problemática: la policía y los militares y jueces que no fueron juzgados por delitos de lesa humanidad:
"Los partidos tradicionales hicieron campañas políticas montadas en crímenes aberrantes o campañas fanáticas, como la que ahora hace Rosales y ocultan que es la policía la que está implicada en las redes de trata, narcotráfico, en el robo de los autos, desarmaderos y en todo lo que sea el delito organizado. Con esto apuntan a criminalizar la pobreza y a hacer guetos en barrios humildes con muros para que los aíslen del resto de la población. Les quieren dar rienda suelta al gatillo fácil, mantener las cárceles de la tortura y la impunidad para los genocidas y sus cómplices, que hoy se mantienen en sus cargos o se han reciclado en empresas de seguridad privada, o funcionarios del Gobierno, como el demócrata Carlos Rico, que fue designado en la gestión de Jaque y Paco Pérez. Así lo vimos con la tranquila fuga del criminal Otilio Romano, días antes de empezar a ser procesado por 107 delitos de lesa humanidad. Por eso. lo primero que vamos a hacer es plantear la apertura de todos los archivos de la dictadura para que estos criminales vayan a la cárcel, o sea, todos los genocidas y sus cómplices", afirmó.
Dos años después, el ex juez Otilio Romano está en la prisión de San Felipe y el ex comisario Carlos Rico fue detenido en abril último. Sin embargo esto para nada incidió en la reducción de los robos y homicidios en Mendoza.
Gasto público
Al ser consultado sobre este tema, Nicolás del Caño apuntó directamente a los gastos en la Legislatura y sobre todo, a la iglesia católica. No dio una respuesta directa al problema desde cómo mejorar el uso de los recursos públicos desde la gestión:
“El presupuesto provincial va a ser discutido por una casta de políticos que no envían a sus  hijos a las escuelas públicas. Sólo la Legislatura gastará más de 60 millones. Para nosotros, la educación es laica, pública y gratuita es un derecho, no un gasto como sí los son los subsidios millonarios que recibe la iglesia católica para mantener a sus curas, sus edificios y para financiar las más de las 50 escuelas que dice tener el monseñor Arancibia".
Mientras que Rosales apuntó a diversificar la economía generando más actividad:
"Este es el epicentro del terremoto que vive Mendoza. Los puntanos y los sanjuaninos son más eficientes en el gasto público. El 90% de los gastos operativos del Gobierno va para sueldos y apenas sobra el 10%. Por eso el eslogan de Mendoza es el "no se puede" porque no se puede hacer nada, ya que no hay recursos. Lo que proponemos es generar más actividades económicas, más desarrollo, generando así más recursos y más regalías, y en definitva, que el Gobierno pueda funcionar más eficiente".
Vivienda
En este punto, ambos candidatos -hace dos años- dieron soluciones imprecisas: por un lado, Rosales habló de una “revolución” en la construcción de viviendas siguiendo el modelo llevado a cabo por los Rodríguez Saá en San Luis y por otro, Del Caño –según se entiende tal como lo explicó- impulsó una vieja fórmula de la izquierda: hacer casas sacándole el dinero a los que más tienen y expropiándole las viviendas a las grandes inmobiliarias.
"Hace falta en Mendoza una verdadera revolución de la vivienda porque casi un tercio de los mendocinos tienen problemas en las viviendas o no viven en viviendas dignas. El tema de la vivienda es y será una prioridad", dijo Rosales.
"Como decía Rosales son 120 mil las viviendas que son necesarias para las familias trabajadoras y populares. En los últimos ocho años se construyeron 28 mil viviendas, que estuvieron atados a especuladores inmobiliarios, que privilegian los barrios privados, departamentos de lujo y hoteles cinco estrellas. Nosotros proponemos un plan de viviendas que sean financiados con impuestos a las grandes fortunas. Hace falta una profunda reforma urbana, que contemple la expropiación de las  80 mil viviendas deshabitadas en la provincia, de las cuales decenas de miles pertenecerían a las principales empresas constructoras inmobiliarias", explicó Del Caño.
Producción económica
Del Caño impulsó aquí una solución que implica aumentar enormemente el gasto público: estatizar la minería, el gas y el petróleo, pero a la vez prohibir la megaminería. Mientras que Rosales apostó a las energías renovables y al mejor uso del agua.
"Hay que reestatizar los recursos estratégicos de la economía como la minería, el gas y el petróleo y ponerlo bajo el control de los trabajadores.  Estamos en contra de la megaminería contaminante", afirmó Del Caño.
"Hay una ley que dice qué proyectos pasan y cuáles son para el cumplimiento de las normas medioambientales. Los mendocinos hemos decidido privilegiar el medioambiente.  Una alternativa para sacarle más provecho al agua limpia que vamos a tener que darle una mejor utilización económica a 120 mil hectáreas que tenemos abandonadas cerca de los oasis mendocinos. Tenemos que encontrar la manera de sacarle provecho a la ventaja de tener tierras regadas con agua pura.  A diferencia de San Juan debemos tener como marca Mendoza una fruta regada con agua pura. Y además las energías renovables: Mendoza podría convertirse en la capital de las energías renovables", sostuvo Rosales.
Salud
En este punto, los dos candidatos se fueron muy lejos en cuanto a iniciativas: el democráta, si bien destacó como clave la prevención, apuntó a un modelo de medicina de alta complejidad, mientras que Del Caño habló sin dar precisiones de un “plan sanitario integral” condicionado a algo sumamente riesgoso: fundir grandes empresas para triplicar el presupuesto en salud.
En ninguno de los casos se habló -en los 60 segundos que les brindó el debate televisivo- de otros asuntos clave del presente, como lo era hace dos años la cobertura de tratamientos para tener hijos y cómo mejorar de atención de la creciente población de ancianos en hospitales públicos y privados.
"La situación de la Salud de Mendoza es precaria. La prevención es lo básico. Para la Mendoza del futuro imaginamos desarrollar un polo de alta medicina. Hacer centros de alta complejidad de primer nivel nacional", dijo Rosales.
"Proponemos triplicar el presupuesto de la salud pública y desarrollar un plan sanitario integral, controlado por los propios profesionales y trabajadores de la salud pública. No hay que subsidiar a los empresarios. Por ejemplo, el presupuesto de Salud en 2011 fue estimado en 1.103 millones de pesos, pero 1.243 pesos fueron los ingresos de la empresa Cartellone en el 2009. O sea, que los hospitales y centros de salud que deben dar cobertura a más de un millón de mendocinos deben ajustarse a un presupuesto que es menor a los ingresos de una sola familia empresaria".
En este sentido vale aclarar lo siguiente: Cartellone factura ese monto porque es una empresa argentina de ingeniería y construcciones que realiza obras viales, obras portuarias y centrales hidroeléctricas, entre otros -es decir, por la envergadura misma del negocio-, y a la vez genera trabajo a miles de trabajadores en al menos 15 naciones del mundo. No queda claro, en este caso, si la fórmula para triplicar el presupuesto de la salud consiste en apropiar directamente de toda la rentabilidad de empresas de ese tipo. Si fuera así -teniendo en cuenta la raíz ideológica que sostiene al candidato- si la opción fuera la expropiación de este tipo de compañías, el problema pasaría a ser el remedio y no la enfermedad, porque una medida de este tipo estaría dejando a miles de personas en la calle solamente para sostener el presupuesto de un año en lo que hace a salud. Aún si esto fuera así, ¿cómo sería llevar esto mismo a largo plazo?
También Del Caño dijo algo sobre las demoras para la atención en hospitales públicos y centros de salud:  “¿por qué muchos mendocinos tienen que esperar meses para que sean atendidos en hospitales públicos y centros de salud cuando sólo 120 médicos pueden egresar por año de la UNCuyo?”
La gran incógnita que deja el eslogan de la última campaña
En el cierre de uno de los debates televisivos, el candidato del Frente de la Izquierda y de los Trabajadores se refirió al eslogan que usó dos años después, en las PASO de agosto último, referido a que los legisladores cobren lo mismo que una maestra. Y allí dejó una duda sobre qué hacer con el dinero que sobraría de la reducción salarial de los legisladores, en caso de percibir el sueldo bajo de los docentes: el mismo sería derivado a un misterioso "fondo de lucha nacional".
"Por eso, de acceder a una banca en la Legislatura o en el Congreso, nuestros diputados ganarán lo mismo que una maestra y el resto de la dieta será destinado a un fondo de lucha nacional", argumentó.
¿Qué corno es el fondo de lucha nacional


sábado, 21 de septiembre de 2013

Las partes más vistas de una web






















































































































Los Chartbeat, además de tocar buena música, saben monitorear bien las webs y gracias a ello es que detectaron los espacios más visitados.

Los diarios digitales surgieron con el criterio del papel, de ir de mayor a menor, de arriba a abajo.

Ahora, con este trabajo de los Chartbeats, ayuda a corregir un poco esta percepción (o mito).

La web Internet y Mercadeo indicó que los Chartbeat analizó 25 millones de sesiones de usuario a través de la Web y presentó algunos hallazgos interesantes. Por ejemplo, a pesar de lo que muchos anunciantes puedan pensar, no es la parte superior de la página la que es más vista: es, en realidad, la parte de la página justo encima de la tapa la que más atención llama a los internautas.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Aclarando lo que dijo el Papa en su entrevista

Es necesario que Francisco siga como va, que no tenga miedo de dar una o varias entrevistas, solamente hay que saber acudir a las fuentes, en lugar de aceptar noticias fuera de contexto.

Retomando una frase que leí hace un rato de un periodista: "reduccionismo sexual llamaba Bergoglio al intento de algunas elites ilustradas de reducir el mensaje cristiano a 3 cuestiones sexuales, el cristianismo"

El trasfondo de la entrevista de un medio jesuita al Papa, que luego los medios replicaron sólo la dimensión sexual. Tras escuchar las siguientes palabras de Alejandro Bermúdez sería bueno, a la hora de publicar un cable (porque las noticias del Papa llegan vía cable) sea parar la pelota y pensar dos veces, incluyendo en el mismo la dimensión espiritual de las personas, y no reducir el texto al marco ideológico o sexual.

 

Cómo las redes sociales informaron dos huracanes


Venezuela le compra más leche en polvo a Nueva Zelanda que a Argentina


Infografía del Alzeihmer

Se celebró el día de esta enfermedad y esta infografía está muy buena para publicar. Un Apunte que vale la pena:

Los candidatos de todas las provincias para las elecciones del 27 de octubre


Información religiosa con sentido político termina desinformando

Es necesario que Francisco siga como va, que no tenga miedo de dar una o varias entrevistas, solamente hay que saber acudir a las fuentes, en lugar de aceptar noticias fuera de contexto.

Ayer, 16 revistas jesuitas en todo el mundo publicaron una extensa entrevista hecha en el mes de agosto al Papa Francisco por el Padre Antonio Spadaro, SJ, director de la revista La Civiltá Cattolica –una publicación jesuita que es revisada por la Secretaría de Estado del Vaticano– cuyo contenido ha sido manipulado por diversos medios de comunicación intentando presentar al Santo Padre como opuesto a la lucha pro-vida y pro-familia, concretamente en los temas del aborto y la homosexualidad.
En la entrevista publicada en español por la revista Razón y Fe, los dichos del Papa sobre estos temas aparecen bajo el subtítulo "¿Es la Iglesia un hospital de campaña?", en el que el Santo Padre explica que hoy lo importante es "curar heridas", acercándose a las personas con verdadera misericordia.
"En lugar de ser solamente una Iglesia que acoge y recibe, manteniendo sus puertas abiertas, busquemos más bien ser una Iglesia que encuentra caminos nuevos, capaz de salir de sí misma yendo hacia el que no la frecuenta, hacia el que se marchó de ella, hacia el indiferente. El que abandonó la Iglesia a veces lo hizo por razones que, si se entienden y valoran bien, pueden ser el inicio de un retorno. Pero es necesario tener audacia y valor", dice el Papa en la entrevista con el Padre Spadaro.
Ante la pregunta sobre cómo debe ser la pastoral con los divorciados vueltos a casar o con los homosexuales, el Papa Francisco señala que "tenemos que anunciar el Evangelio en todas partes, predicando la buena noticia del Reino y curando, también con nuestra predicación, todo tipo de herida y cualquier enfermedad. En Buenos Aires recibía cartas de personas homosexuales que son verdaderos ‘heridos sociales’, porque me dicen que sienten que la Iglesia siempre les ha condenado. Pero la Iglesia no quiere hacer eso".
"Durante el vuelo en que regresaba de Río de Janeiro dije que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, yo no soy quién para juzgarla. Al decir esto he dicho lo que dice el Catecismo. La religión tiene derecho de expresar sus propias opiniones al servicio de las personas, pero Dios en la creación nos ha hecho libres: no es posible una injerencia espiritual en la vida personal".
El Papa recuerda luego que "una vez una persona, para provocarme, me preguntó si yo aprobaba la homosexualidad. Yo entonces le respondí con otra pregunta: ‘Dime, Dios, cuando mira a una persona homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena?’. Hay que tener siempre en cuenta a la persona. Y aquí entramos en el misterio del ser humano. En esta vida Dios acompaña a las personas y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición. Hay que acompañar con misericordia. Cuando sucede así, el Espíritu Santo inspira al sacerdote la palabra oportuna".
"Esta es la grandeza de la confesión: que se evalúa caso a caso, que se puede discernir qué es lo mejor para una persona que busca a Dios y su gracia. El confesionario no es una sala de tortura, sino aquel lugar de misericordia en el que el Señor nos empuja a hacer lo mejor que podamos. Estoy pensando en la situación de una mujer que tiene a sus espaldas el fracaso de un matrimonio en el que se dio también un aborto. Después de aquello esta mujer se ha vuelto a casar y ahora vive en paz con cinco hijos. El aborto le pesa enormemente y está sinceramente arrepentida. Le encantaría retomar la vida cristiana. ¿Qué hace el confesor?".
Medios del mundo pusieron títulos como: Histórica apertura del Papa sobre aborto, divorcio y gays (La Nación) y Papa dice Iglesia no puede estar obsesionada con homosexuales, anticoncepción y aborto (Agencia Reuters).
El Santo Padre afirma luego que "no podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible. Yo he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto. Por lo demás, ya conocemos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar".
"Las enseñanzas de la Iglesia, sean dogmáticas o morales, no son todas equivalentes. Una pastoral misionera no se obsesiona por transmitir de modo desestructurado un conjunto de doctrinas para imponerlas insistentemente. El anuncio misionero se concentra en lo esencial, en lo necesario, que, por otra parte es lo que más apasiona y atrae, es lo que hace arder el corazón, como a los discípulos de Emaús", prosigue.
"Tenemos, por tanto, que encontrar un nuevo equilibrio, porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre peligro de caer como un castillo de naipes, de perder la frescura y el perfume del Evangelio. La propuesta evangélica debe ser más sencilla, más profunda e irradiante. Solo de esta propuesta surgen luego las consecuencias morales".
El Papa resalta asimismo que dice esto "pensando también en la predicación y en los contenidos de nuestra predicación. Una buena homilía, una verdadera homilía, debe comenzar con el primer anuncio, con el anuncio de la salvación. No hay nada más sólido, profundo y seguro que este anuncio. Después vendrá una catequesis. Después se podrá extraer alguna consecuencia moral. Pero el anuncio del amor salvífico de Dios es previo a la obligación moral y religiosa. Hoy parece a veces que prevalece el orden inverso".
Ver el artículo completo en Aci Prensa

viernes, 13 de septiembre de 2013

Desinformación (lo que yo quiero que pase)


Los titulares alrededor del mundo implicando que el Papa Francisco estaba considerando la "revolucionaria" decisión, no se basaron en ninguna declaración del Pontífice, sino en la entrevista que el actual Nuncio Apostólico en Venezuela y Secretario de Estado nombrado, Mons. Pietro Parolin, concedió al diario venezolano "El Universal".
Durante la extensa entrevista, el Arzobispo que asumirá la Secretaría de Estado en octubre, habló sobre múltiples temas, diplomáticamente evitando a un periodista que quería empujarlo a aceptar posiciones "reformistas", como asentir a los comentarios del teólogo disidente suizo Hans Küng, o coincidir con la convocatoria de un Concilio Vaticano III.
Una breve parte de la entrevista incluyó el siguiente intercambio:
Periodista: El celibato no es....
Mons. Parolin: No es un dogma de la Iglesia y se puede discutir porque es una tradición eclesiástica.
Esta fue la frase sobre la cual los medios construyeron no sólo la suposición de que el futuro Secretario de Estado "abría la puerta" a la discusión sobre el celibato; sino que el mismo Papa Francisco lo estaba haciendo.
En efecto, un comentarista consultado por la influyente cadena televisiva norteamericana NBC, Thomas Groome, profesor de teología de Boston College, señaló que "difícilmente Parolin hubiera hecho este comentario si no tuviera la impresión de que el Papa está abierto a tener esta conversación".
Sin embargo, Groome y otros expertos consultados por los medios seculares ignoraron la primera parte de la entrevista de El Universal, donde Mons. Parolin señala claramente que aún está por familiarizarse con los objetivos del Pontífice.
"La verdad", dice Parolin en la entrevista, "es que no he hablado mucho con él y pienso que cuando tenga la gracia y la oportunidad, le preguntaré el por qué de esta elección. Así que no sabría cuál fue la razón para que el Papa pensó en mí. Puedo decir, sin embargo, que me siento muy afín a su manera de entender la Iglesia y sobre todo a su estilo de sencillez y de cercanía a las personas, a su ánimo de escucharlas y de intentar, de veras, que la Iglesia pueda volver a tener una presencia significativa en el mundo de hoy".
Consultado sobre la entrevista concedida por el futuro Secretario de Estado, el vocero de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, señaló que "lo dicho por el Arzobispo Parolin es totalmente consistente con la enseñanza de la Iglesia".
En efecto, para la Iglesia, el celibato sacerdotal es una disciplina, no un dogma. Por tanto, a diferencia del dogma, puede teóricamente cambiar.
Sin embargo, los medios seculares internacionales ignoraron importantes pasajes de la misma entrevista, en la que Mons. Parolin explicó el valor del celibato.
Por lo pronto, el pasaje de la entrevista citado alrededor del mundo siguió de la siguiente forma:
Periodista: "Que se remonta (el celibato) ¿a qué época?"
Mons. Parolin: "A los primeros siglos. Después la implementación se aplicó durante todo el primer milenio, pero a partir del Concilio de Trento se insistió mucho en eso. Es una tradición y ese concepto pervive en la Iglesia porque a lo largo de todos estos años han ocurrido acontecimientos que han contribuido a desarrollar la revelación de Dios. Esta finalizó con la muerte del último apóstol (san Juan). Lo ocurrido luego ha sido un crecimiento en la comprensión y actuación de la revelación.
Periodista: A propósito del celibato...
Mons. Parolin: El esfuerzo que hizo la Iglesia para estatuir el celibato eclesiástico debe ser considerado. No se puede decir, sencillamente, que pertenece al pasado. Es un gran desafío para el Papa porque él posee el ministerio de la unidad y todas esas decisiones deben asumirse como una forma de unir a la Iglesia, no de dividirla. Entonces se puede hablar, reflexionar y profundizar sobre estos temas que no son de fe definida y pensar en algunas modificaciones, pero siempre al servicio de la unidad y todo según la voluntad de Dios. No es lo que me plazca sino de ser fieles a lo que Dios quiere para su Iglesia".
En otro pasaje de la misma entrevista, cuando el periodista intenta presentar al Papa Francisco como un "revolucionario" que traerá cambios radicales, el Arzobispo Parolin aclara:
"Así es. Pero esos cambios no pueden poner en peligro la esencia de la Iglesia, que tiene una continuidad en la historia proveniente de su fundación por Jesucristo. Entonces se debe ser fiel. La Iglesia nunca podrá cambiar al punto de adaptarse completamente al mundo. Si lo hiciera y se perdiera en él, ya no cumpliría su misión de ser sal y luz para todos".
Más adelante Mons. Parolin sigue: "Y quiero subrayar el tema de la continuidad porque a veces parece (y no sé si exagero) que el Papa Francisco va a revolucionarlo todo, a cambiarlo todo".
Periodista: "¿No es eso lo que se espera de él?"
Mons. Parolin: "Se espera que él ayude a la Iglesia a ser Iglesia de Jesús y a cumplir su función. Eso lo deben hacer todos los papas. Pero la Iglesia tiene una Constitución, una estructura, unos contenidos que son los de la fe y que nadie puede cambiar".
En medio de la tormenta de titulares mediáticos sobre el supuesto "fin del celibato"; la periodista de la revista "Time", Elizabeth Dias, escribió un breve pero incisivo comentario bajo el título: "Por qué la política sobre el celibato para los sacerdotes católicos no va a cambiar próximamente".
Dias explica que Mons. Parolin no ha hecho más que explicar la antigua y tradicional diferencia en la Iglesia entre dogma y disciplina. El celibato es, en efecto, una disciplina. Sin embargo, la periodista de "Time" recuerda que ninguna disciplina importante ha cambiado en la historia reciente de la Iglesia; y concluye señalando que, por esa razón, "Monseñor Parolin destaca que ‘los cambios no pueden poner en peligro la esencia de la Iglesia, que tiene una continuidad en la historia proveniente de su fundación por Jesucristo’".
Fuente: ACI Prensa


martes, 3 de septiembre de 2013

Por qué hay corrupción en el periodismo

A lo que dice Cristian yo le agrego la falta de amor a la verdad por carecer un ideal de fondo que sostenga al periodista. La verdad no es relativa, por lo que hace falta una fe que sostenga el parámetro que identifica lo verdadero de lo falso, el bien del mal. La verdad incomoda al ateo relativista, esa es la verdad:

Lo que un periodista jamás debe perder es su honestidad. Ese es el valor que hace a su verdadera esencia profesional. Lo demás se puede aprender, más temprano o más tarde.

En las últimas décadas, los medios se han transformado en un factor de poder real, muchas veces utilizado para hacer operaciones de prensa a su propio favor. 

Los periodistas que se acoplaron al fenómeno, vendieron su prestigio a los mismos intereses, en general por unas pocas monedas.


Ver artículo completo